Menú Buscar
El caballito de totora artesano traído desde Perú / CG

Totora, del mar de Perú a la mesa de Barcelona

Se trata del único restaurante de Europa donde es posible observar un caballito de Totora artesano

3 min

En Perú se come bien en todas partes. Lo dice Patricia Vega, emprendedora peruana que, junto a su marido, Antonio Aramburu, ha puesto en marcha el restaurante Totora, en l'Eixample de Barcelona.

Bajo esta premisa, este matrimonio ha abierto las puertas de su local con un auténtico reclamo: un caballito de Totora artesano. Se trata de una barca que fabrican a mano los pescadores del norte de Perú, cuya forma está preparada para sortear las olas al adentrarse en el mar y que dura unos 30 días antes de pudrirse.

“Pagamos por él 100 euros y el transporte nos ha costado 1.600 euros”, explica Patricia. Las fronteras y la huelga de estibadores dificultaron la llegada del ansiado caballito, que ha tardado unos cinco meses en alcanzar su destino.

Cebiche clásico

Totora es un espacio de 700 metros cuadrados donde el aire marítimo se respira por los cuatro costados. El chef, Pablo Ortega, adereza la carta a diario con especialidades peruanas pero aprovechando los ingredientes que le brinda Barcelona: un 80% son locales y el otro 20%, tradicionales.

Imagen del cebiche clásico / CG

Imagen del cebiche clásico / CG

Empezando por el clásico cebiche, elaborado con corvina y leche de tigre clásica, acompañado de cebolla morada, canchita y camote. El sabor ultra picante de los preparados peruanos no decepcionan a los chiflados de los platos fuertes.

El chef explica su origen: “Dicen que es un plato inventado por los pescadores, cuando se quedaban en alta mar y no tenían nada para comer. Significa pescado fresco en quechua”.

Imagen del plato llamado causa ferreñafeña / CG

Imagen del plato llamado causa ferreñafeña / CG

Alusión a la paella

La cocina peruana tiene una gran influencia china y española que puede degustarse en especialidades como el arroz con pato, elaborado con base de cilandro, chicha de jora y cerveza negra. Este plato, en concreto, es una clara alusión a la paella, según el experto gastronómico.

El plato de arroz con pato / CG

El plato de arroz con pato / CG

El restaurante cuenta con otras especialidades como el pepián de choclo, un guiso a base de choclo, servido con una carrillera estofada durante 12 horas. Como colofón final, cuenta con un postre típico a base de manjar de higo, de leche y membrillo, bautizado como King Kong.

“Totora es un concepto de mar, de playa, de pasarla bien. Totora es el mar peruano en pleno centro de Barcelona”, concluye el chef.