Menú Buscar
Imagen promocional de Malditos Bastardos, película de Tarantino disponible en Netflix / UNIVERSAL PICTURES

Maratón de Tarantino en Netflix

Siete películas para disfrutar del estilo característico del cineasta

María Díaz
06.09.2019 12:31 h.
7 min

Quentin Tarantino vuelve a ser actualidad cinematográfica por el estreno de su última película, Once upon a time in Hollywood (Érase una vez en Hollywood), un film que aborda los cambios en la industria del cine estadounidense a finales de la década de los 60, protagonizada por Leonardo DiCaprio y Brad Pitt.

Casi un mes después de su estreno, Tarantino está en posición de decir que ha vuelto a hacerlo bien. Y ya van… Muchas. Con cada una de sus películas el director de Tennessee ha creado un género propio, un estilo narrativo que lo diferencia del resto de cineastas.

Siete películas

Es la marca indeleble de Reservoir Dogs (1992), Pulp Fiction (1994), Kill Bill Vol.1 (2003), Kill Bill Vol. 2 (2004), Malditos Bastardos (2009), Django Desencadenado (2012) y Los Odiosos Ocho (2015). Títulos que ahora están disponibles en la plataforma de vídeo bajo demanda Netflix para disfrutar de ellos en un maratón 100% Quentin Tarantino.

En el año 1992 Reservoir Dogs llegaba a las carteleras de cine y Tarantino a las agendas de la crítica especializada. Considerada por muchos como la ópera prima del director (cierto es que había hecho otras producciones, pero ninguna de esta envergadura) fue un éxito absoluto.

Violencia

Reservoir Dogs es una película brutal, en el sentido más estricto de la palabra. Trata sobre una banda formada por seis ladrones que son contratados para cometer un robo que no llega a producirse porque aparece la policía. Los delincuentes sospechan que entre ellos existe un topo. Ese es el momento en el que la violencia de la marca Tarantino entra en juego para descubrir quién los ha delatado. 

 

Pulp Fiction se estrenó solo dos años después. En 1994 Tarantino volvía a sorprender a propios y extraños con una cinta que entrelaza diferentes historias para que confluyan en un final apoteósico. Algo que se ha convertido en una seña tan definitoria del director norteamericano como el uso de la violencia y el humor negro.

Venganza

Pulp Fiction es la historia de un boxeador, de dos sicarios, de la caprichosa mujer de un mafioso y de dos ladrones que cuenta con las interpretaciones de John Travolta, Uma Thurman, Samuel L. Jackson, Bruce Willis, Tim Roth o Christopher Walken. Un reparto y una trama ahora disponibles en Netflix.

Con Kill Bill Vol. 1 Tarantino recupera a una de sus musas femeninas de interpretación: Uma Thurman. En el año 2003 la actriz se ponía en la piel de La Novia, una asesina retirada que desea emprender una nueva vida contrayendo matrimonio y siendo madre. Tratándose de un film de Tarantino es fácil imaginar que este deseo no llega a cumplirse.

Dos partes

La Novia emprende una carrera sangrienta de venganza contra los que matan a su novio el día de la boda y provocan que pierda el bebé que espera. Kill Bill fue concebida como una única película, pero las más de cuatro horas de metraje hicieron que el director cambiara de idea y decidiera estrenarla en dos partes.

Así, a Kill Bill Vol. 1 le seguía Kill Bill Vol. 2, ambas disponibles en el menú de Netflix. Lo más recomendable es verlas seguidas porque la violencia de la primera se complementa con los diálogos de la segunda, formando un todo en el que Tarantino vuelve a demostrar sus dones cinematográficos.

Reinterpretar la Historia

En el año 2009 Quentin Tarantino se atrevía con el género “histórico” con Malditos Bastardos. Las comillas del histórico se justifican porque al director los hechos acontecidos durante la Segunda Guerra Mundial en Europa (1939-1945) solo le sirven como hilo conductor. Tanto es así, que se toma algunas licencias a la hora de cerrar la película.

Dividida en diferentes capítulos, siendo fiel a su estilo más personal, Malditos Bastardos entrelaza las historias de una judía que huye de los alemanes para no acabar muerta, con la de un teniente del ejército americano que recluta soldados judíos para dar caza a los nazis y la de un coronel nazi llamado Hans Landa con la misma misión, pero a la inversa.

Cine ‘western’

Django Desencadenado es la siguiente película de la filmografía personal de Tarantino. Estrenada en el año 2012, el director vuelve a tirar de los libros de Historia para dotar de argumento un film que cumple con todos los requisitos del cine tarantiniano y que satisface el deseo del director de adentrarse en el género del spaghetti-western.

Ambientada en Texas en el año 1858, Django Desencadenado comienza con la liberación de un esclavo afroamericano por parte de un caza recompensas de origen alemán. A partir de ahí, a ambos les une un objetivo común que les lleva a recorrer juntos el sur de Estados Unidos, un territorio marcado por el esclavismo y los terratenientes.

Odiosos

El maratón de cine de Tarantino gracias a Netflix se cierra con Los Odiosos Ocho, una película que cuenta en el reparto con actores de la talla de Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh y Tim Roth, por citar algunos y que es la vuelta de Tarantino al cine western.

Una trama coral que reúne en una cabaña del estado de Wyoming a un grupo de ocho individuos sin buenas intenciones y con pocos escrúpulos. Aunque en un principio el lenguaje audiovisual está pensado para transmitir el frío invernal, éste se va desvaneciendo en favor de la violencia, el cinismo, la ironía y la brutalidad que solo Tarantino sabe conjugar y convertirlo en éxito.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información