Menú Buscar
Imagen promocional del Sónar+D, que apuesta por la exploración espacial

El festival Sónar de Barcelona lanza su laboratorio creativo para producir la música del futuro

La sexta edición del +D apuesta por la investigación científica a largo plazo y a la vez se esfuerza por atraer a emprendedores que consigan hacer más asequible la tecnología

10.05.2018 00:00 h.
6 min

El Sónar, el festival de música electrónica que se celebra en Barcelona desde hace 25 años, quiere ir más allá. Por eso, desde hace seis presenta su congreso, en paralelo a los conciertos, dedicado a las tecnologías creativas, el Sónar+D, que en esta edición aspira nada menos que a llevar la música al espacio, entre otros grandes retos para producir música en el futuro.

'Super K Sonic Booooum', de Nelly Ben Hayoun

'Super K Sonic Booooum', de Nelly Ben Hayoun

Los territorios por explorar son infinitos, por lo que la organización ha decidido dividirlos en cinco ejes temáticos para imaginar el futuro: la exploración espacial, el futuro de la música, el de las experiencias audiovisuales, el de internet y el de la inteligencia. En cada ámbito, el Sónar+D atrae a los más expertos; desde la NASA hasta Google desfilarán por el congreso que compartirá espacio con el Sónar de día, del 13 al 16 de junio en la Fira Montjuïc.

Ciencia y música

“La investigación científica se une a la música”, sintetiza Enric Palau, codirector del festival. Exoplanetas, nanosatélites y el futuro a miles de años vista son conceptos que el congreso quiere difundir a sus asistentes. Será la misma NASA la que explicará el estado de la búsqueda de planetas parecidos a la Tierra fuera del sistema solar y el cómo los músicos podrán facilitar la comunicación cuando ocurra el contacto.

Sonar +D

En esta línea participarán también investigadores del MIT Media Lab y The Long Now Foundation, desde donde se plantea la necesidad de generar proyectos a largo plazo, no medidos durante una vida humana, sino a miles de años vista, en tiempos del universo.

El engranaje con la realidad

Todos estos proyectos innovadores, tecnológicos y creativos tienen un desafío: acercarlos a la realidad. Dejando fuera la exploración espacial, el Sónar+D apostará también por el futuro de la música o de internet. Allí entrarán jugadores como Google Magenta, que propone la inteligencia artificial como parte del proceso creativo de la música; o la directora de la organización internacional Mozilla, Mitchell Baker, que analizará los nuevos escenarios de la era de internet que entra en crisis.

En muchas de estas áreas será fundamental la participación de los emprendedores, tanto locales como de algunos otros países que asistirán al laboratorio creativo del Sónar. Para eso la organización del festival se ha conectado con Barcelona TechCity, una asociación local compuesta por más de 600 emprendedores del sector.

La transversalidad del ‘business’

De esta manera, el Sónar se suma al posicionamiento de Barcelona como hub tecnológico, junto al Mobile World Congress. “Los creativos no solo están en las industrias creativas y culturales, sino que comienzan a ofrecer soluciones tecnológicas a otras industrias”, explica Ventura Barba, director ejecutivo del congreso.

El área de bussiness, asegura, “ya no es una pata del Sónar+D, sino que es transversal a todo”. Para canalizar la innovación en todos sus formatos, un año más se abrirán espacios de networking como el Startup Garden o el MarketLab. Y como novedad, de las cuatro jornadas habrá un primer día exclusivo --el miércoles 13-- con el objetivo de reunir a los más interesados de cada sector.

Público en MarketLab

Público en MarketLab

¿Hay público para el +D?

El debate se abre ahora sobre el interés real que generan la investigación científica y la innovación tecnológica, en el público que va al festival de música electrónica. “El descubrimiento es parte de la esencia de Sónar. El +D es el preámbulo de lo que los artistas utilizarán en las siguientes ediciones, creemos que hay muchos interesados en las diferentes temáticas”, asegura Palau.

El comisario del Sónar+D, José Luis de Vicente, agudiza la mirada: “Lo que pasa en el escenario es solo una dimensión. Al Sónar lo define la curiosidad, se pueden ver cosas que no conoces y que no has visto en la vida. Se trata de la cuota inspiracional para un perfil de público que se está planteando un futuro profesional”.