Menú Buscar
El restaurador Óscar Manresa, guitarra en mano, con su hija Nicole y su hermano Carlos en la Taberna Tío Carlos.

Sabor andaluz en el arrabal barcelonés

La Taberna Tío Carlos combina tapas, flamenco y copas en el Raval barcelonés

María Jesús Cañizares
2 min

La Barcelona canalla, o lo que queda de ella, pedía a voces un local como la Taberna Tío Carlos, rincón con sabor andaluz tanto en su gastronomía como en su música en directo. Tablao con aires modernos, situado prácticamente a los pies de Colón, al nuevo local del restaurador Óscar Manresa le separa una distancia prudencial de las bulliciosas Ramblas, pero ha encontrado refugio en una zona peatonal, la del pasaje Gutemberg, donde se emplaza el Hotel Chic & Basic. Pero una vez dentro, comienza el jaleo de palmas, el trasiego de tapas y el baile.

SalmorejoManresa, que comparte proyecto con su hija Nicole, rinde homenaje al flamenco como una de las raíces culturales de la cosmopolita Barcelona. Ha contado como aliada con la interiorista Estrella Salietti para convertir el establecimiento en una colorista taberna flamenca donde se impone el jamón y el buen vino, pero también la reinvención de otros platos andaluces, como el salmorejo, el remojón granaíno, las berenjenas fritas, el tomate aliñao o el bienmesabe gaditano. Atención a los bocadillos de rabo de toro, deliciosos. La bomba del Tío Carlos hace un guiño a la Barceloneta y la Burguer Boquería hace lo propio con el emblemático vecino mercado.Remojón

Cualquier momento es bueno para visitar este local aflamencado del Raval barcelonés, donde se puede tomar un vermut en su tranquila terraza, pedir un menú al mediodía, tapear por la tarde o cenar mientras se disfruta de música en directo. Después vienen las copas.