Menú Buscar

Una ruta para descubrir la Barcelona de Joan Miró

El legado del artista catalán es visible en diversos puntos de la Ciudad Condal

Mosaico de Joan Miró en La Rambla de Barcelona / ADITYA KARNAD - FLICKR
06.12.2018 17:14 h.
6 min

Joan Miró es uno de los artistas catalanes más universales. A pesar de que falleció hace más de tres décadas, su legado todavía sigue muy presente en la Barcelona. Tanto que, año tras año, atrae a miles de personas interesadas en conocer más de cerca su obra y su figura.

Para todos aquellos a quienes fascine la figura del artista catalán, existe una ruta temática centrada en él que recorre diferentes puntos de la Ciudad Condal en los que es visible su huella: desde el aeropuerto del Prat hasta las Ramblas, pasando por su fundación.

Mural del aeropuerto de Barcelona-El Prat

Que la Barcelona está llena de arte los ven los visitantes que aterrizan en la Terminal 2 del aeropuerto de El Prat. Y es que justo en la fachada un gran mural de piezas de cerámica les da la bienvenida. Como no podía ser de otra manera, es obra de Joan Miró, y en él brillan sus colores característicos.

Mural de Joan Miró en el aeropuerto de Barcelona-El Prat / GROBUONIS - WIKIMEDIA COMMONS

Mural de Joan Miró en el aeropuerto de Barcelona-El Prat / GROBUONIS - WIKIMEDIA COMMONS

El mural fue realizado conjuntamente con su amigo y ceramista Josep Llorens Artigas. Mide nueve metros de largo por cinco de alto. Fiel a su estilo minucioso y reflexivo, Miró dedicó muchas horas a la realización de este gran mosaico, que culminó en 1970 con las piezas de cerámica de intensos colores que lo caracterizan. La cocción de la cerámica al fuego generaba detalles inesperados y matices que fascinaban al artista.

Mosaico del Pla de l'Os

Miles de personas pisan a diario el mosaico que Joan Miró realizó en medio de La Rambla de Barcelona. Tiene la forma circular del cosmos. Sus colores elementales (amarillo, azul y rojo) y sus formas simples hablan el lenguaje propio del artista. Un lenguaje intuitivo que recupera la pureza del mundo de la infancia.

Dicen que los barceloneses se quedaban atónitos ante las puertas que el conde Berenguer IV hizo traer de Almería como trofeo de guerra. El antiguo portal de Santa Eulàlia fue rebautizado como el de ‘la Boqueria’ gracias a su precioso trabajo arabesco. Con el derribo de la muralla en 1760 la puerta desapareció y dejó en su lugar una explanada: el Pla de l'Os. Fue aquí donde en 1976 el artista Joan Miró hizo realidad su idea de ubicar una de sus obras en el pavimento de La Rambla, muy cerca del Pasaje del Crèdit donde había nacido 83 años antes. Su intención era que los caminantes pisaran el mosaico y no le importaba si con el paso del tiempo quedaba dañado. Aun así, el Ayuntamiento se encargó de restaurarlo en el 2006 para celebrar el trigésimo aniversario de esta emblemática obra.

‘Dona i Ocell’

Un gigante destaca en uno de los extremos del Parque de Joan Miró: la escultura Dona i Ocell (Mujer y Pájaro). Con un poquito de imaginación se puede ver, a través de esta obra imponente y de colores brillantes, la figura femenina culminada por el pájaro. Todo un referente de los iconos artísticos de la ciudad de Barcelona.

'Dona i Ocell' / PIERRESELIM - WIKIMEDIA COMMONS

'Dona i Ocell' / PIERRESELIM - WIKIMEDIA COMMONS

En 1983 Joan Miró creó una pieza de grandes dimensiones para el nuevo parque situado en los terrenos el antiguo matadero. Con 21 metros de altura, la escultura recuerda una forma fálica. Sin embargo, es la presencia de una incisión negra y vertical la que hace percibir que se trata de una referencia clara a la feminidad. El título original de la pieza era Dona-bolet amb barret de lluna (Mujer-seta con sombrero de luna). Efectivamente, la figura femenina queda culminada por un sombrero y una media luna. Ésta es una de las representaciones mironianas de los pájaros, los seres que conectan el mundo terrenal con el mundo de los astros.

Fundación Joan Miró

La Fundación Joan Miró fue otro de los grandes proyectos del catalán. Con más de 14.000 piezas, su colección ofrece un completo recorrido por la trayectoria artística de Miró y de las muchas y diversas técnicas utilizadas a lo largo de su carrera. Las 217 pinturas, las 179 esculturas, los diferentes grabados y textiles y sus más de 8.000 dibujos permiten conocer a fondo el proceso creativo del genial artista catalán.

Este lugar se ha convertido durante los últimos años en un referente internacional en el ámbito artístico al ofrecer al visitante un amplio programa de exposiciones de arte contemporáneo, que acoge desde las vanguardias históricas hasta las últimas tendencias en el arte actual.

¿Quiere hacer un comentario?