Menú Buscar
Eva Moll del Alba (Vegueta Ediciones), Màrius Carol (La Vanguardia), Joaquín Lorente e Ildefonso García-Serena / CG

Puesta de largo de Ildefonso García-Serena con 'El hijo del doctor'

Éxito absoluto en Barcelona durante la presentación de la primera obra narrativa de Vegeta Ediciones

18.09.2019 21:58 h.
5 min

Gran acogida de la segunda aventura literaria de Ildefonso García-Serena, El Hijo del doctor, que inaugura la colección de narrativa de Vegueta Ediciones. Cerca de 150 personas, entre las que se encontraban el expresidente de la Generalitat José Montilla, el exconsejero Santi Vila, y el impulsor de la Lliga Democràtica, Josep Ramon Bosch, han acudido este miércoles a la presentación de la novela en La Casa del Libro de Barcelona. 

Una obra que Màrius Carol, director de La Vanguardia, y conductor del acto, ha tildado de "epopeya personal y emocional". A lo largo de más de 400 páginas, García-Serena narra la vida de cuatro generaciones en diferentes escenarios, desde la España de finales del siglo XIX, la II República, la Guerra Civil, la II Guerra Mundial, y la invasión de Francia por las tropas de Hitler. Después viene el éxodo a la Argentina de Evita y Juan Domingo Perón. Como su título indica, es Leo, el hijo de un médico republicano, el que inicia la aventura de descifrar los enigmas que han rodeado a su familia con la desaparición de su bisabuelo Román. 

Exilio y sentimientos

“¿Soy el hijo del doctor? Es una respuesta difícil", ha comentando el autor antes de admitir que "la ficción, la literatura, el cuento y la realidad, son a veces la misma cosa". Una novela sobre "los sentimientos que genera el exilio en el ser humano" --en palabras de Carol-- que "sin resultar una obra histórica, la respeta, y aporta elementos para situar al lector dentro del relato", ha resumido el periodista. 

"Basada en hechos reales, Ildefonso nos hace acompañarle en un viaje que dura todo un siglo. Vivencias de una familia que el lector puede interpretar como su propia historia. Es una novela valiente sobre el exilio y la búsqueda de las raíces, y, detrás de ello aparecen lealtades y amistades", ha destacado la editora Eva Moll Alba

"Un gran arquitecto de la palabra"

El publicista Joaquín Lorente --encargado, junto a Carol, de presentar la obra-- ha repasado la trayectoria de su colega de profesión, que comenzó "vendiendo molinillos", al que ha dedicado numerosas loas. No solo a él, sino también a su primera obra, Elogio de la chireta y otras crónicas sentimentales del Somontano (Gráficas Editores, 2008) por “explicar la cotidianidad y conmover las neuronas explicando una puta chireta --plato típico de Aragón-- es magia”. 

"Nadie sabe la razón del éxito, porque muchas veces es inesperado, también en la literatura. Pero, pasarán los años, y lo único que queda en la vida son las grandes piedras y los grandes libros. Y creo que estamos ante el nacimiento de un gran arquitecto de la palabra”, ha señalado Lorente sobre García-Serena. 

Contar una historia sin límite de páginas

Los motivos que han llevado al autor a embarcarse en esta aventura son dos. Por un lado, su profesión. "Me he pasado la vida haciendo anuncios de 10 y 20 segundos, así que tenía la necesidad de contar una historia sin límite de páginas". Tras este argumento se esconde la razón principal: dar respuesta al comienzo de una historia que escuchó de niño, de la que nunca supo el final. "No hay nada más goloso", ha confesado. 

Ahora, aunque ha tardado algunos años, ha resuelto el misterio.  "Al rescatar a estos personajes que, de alguna manera, me son familiares, me doy cuenta de que me he rescatado a mi, solo en ese sentido sería autobiográfico", ha reconocido. En todo caso, ha subrayado que sus personajes son la representación de miles de españoles que han pasado por las mismas circunstancia: el exilio. "Vale la pena recordar de qué país venimos, cuando parece que todo lo bueno que tenemos es un derecho adquirido por nacimiento", ha concluido.