Menú Buscar
De Waterloo a Santa Elena, sin pasar por Elba

Los premios Gaudí, primer acto de precampaña del prófugo

Los galardones del cine catalán se convierten en un acto de propaganda de Carles Puigdemont y el independentismo

29.01.2018 01:10 h.
3 min

Los premios Gaudí de cine, primer acto de precampaña de Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat huido de la justicia y candidato a la reelección. Los galardones del cine catalán mutaron ayer domingo, 29 de enero, en acto de propaganda política independentista.

La décima edición del evento, que organiza la Acadèmia del Cinema Català, presidida por la directora Isona Passola, se conviertieron en una reivindicación constante de las causas secesionistas. Todo ello fue retransmitido por TV3 en riguroso directo.

La propia Passola, igual que otros muchos actores e invitados, lucieron los lazos amarillos pro presos independentistas en sus solapas. Hubo además tres sillas vacías: una para el exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras; otra para el exconsejero de Cultura, Lluís Puig Gordi y una última para el expresident de la Generalitat, destituido en virtud del artículo 155 de la Constitución y huido de la justicia a Bélgica (Bruselas).

'Cameo' de Puigdemont

Como había anunciado Passola, Puigdemont apareció en la gala. Lo hizo por medio de un cameo grabado desde la capital comunitaria, desde donde pergeña la manera de presentarse a la sesión de investidura convocada para mañana martes, 30 de enero.

Necesita para ello acudir físicamente al Parlament y, antes, obtener el permiso del juez del Tribunal Supremo que instruye su causa por cinco delitos por organizar y declarar un intento de secesión unilateral.

En su corta aparición, el exalcalde de Girona intervino para recordar al presentador de la gala, el actor David Verdaguer, que "está en Bruselas". Ha sido una referencia humorístico-política en un evento marcado por los discursos de tono pro secesión.

'Estiu de 1993' roba la noche a 'Incerta glòria'

En el apartado estrictamente creativo, la película Estiu de 1993, la ópera prima de la directora Carla Simón, robó el protagonismo que se le suponía a Incerta glòria, de Agustí Villaronga, la película más nominada de la historia de los premios.

El largometraje de Simón ganó la estatuilla a mejor película, mejor dirección y mejor guión, además de ver premiado su montaje y a su actriz secundaria --Bruna Cusí--.

Por su parte, la obra de Villaronga se llevó ocho premios del total de 14 a los que optaba, incluyendo los de Mejor Protagonista Femenina y Mejor Actor Secundario, además de distinciones técnicas.

La Librería, dirigida por la cineasta, creativa y colaboradora de Crónica Global, Isabel Coixet, ganó dos galardones a la mejor dirección artística y música original.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información