Menú Buscar
Una persona utilizando Netflix / CREATIVE COMMONS

Netflix piensa en comprar salas de cine para proyectar sus películas

La compañía quiere que sus producciones entren a concurso en los premios más importantes del sector para obtener reconocimiento y prestigio

3 min

Netflix está pensando en adquirir salas de cine para proyectar sus propias películas. Así lo asegura una información publicada por Variety. La compañía emite todas sus producciones a través de su plataforma de vídeo bajo demanda. Esto llega después de su polémica con el Festival de Cannes, que vetó sus películas en dicho evento.

Las películas de Netflix, al no ser exhibidas en salas de cine, no pueden optar a premios como los Óscar o la Palma de Oro de Cannes. Esta última le permitió que llevase sus películas fuera de concurso, algo a lo que la compañía estadounidense se opone. Este podría haber sido uno de los motivos que llevarían a Netflix a tratar de adquirir sus salas propias en las que proyectar sus películas.

Un paso más

Según publicaban diversos medios estadounidenses, la compañía intentó adquirir la cadena Landmark Theaters, pero finalmente desistió por su elevado coste.

La compañía de vídeo bajo demanda se ha convertido en la líder del mundo del sector del streaming. Antes de internet ya revolucionó la industria cuando se dedicaba a enviar CD y DVD a los hogares estadounidenses. La adquisición de salas de cine podría ser el próximo salto de la compañía para consolidarse como empresa líder del entretenimiento.

Más cambios

La empresa ha gastado cada año más cantidad de dinero en sus producciones originales. Aseguraba que en este 2018 iba a estrenar 80 películas de producción propia. Con semejante catálogo, no sería de extrañar que pudiera tener salas de cine para exhibir únicamente sus películas. La compañía quiere poder exhibir sus películas no por los premios en sí, sino por la posibilidad de que los creadores tuvieran un mayor prestigio y reconocimiento.

La posibilidad de la adquisición de los cines por parte de Netflix podría provocar además un nuevo escenario de cara a las suscripciones, pudiendo crear nuevos planes o permitiendo que los usuarios tuvieran acceso gratuito a estas salas.