Menú Buscar
Obra de Ania Suliman en la exposición de sobre naturaleza artificial / INSTITUTO DE LA CULTURA DE BARCELONA

La naturaleza artificial de Ania Suliman llega a Barcelona

Lo natural y lo artificial pierden su frontera en esta exposición de la artista en la Galería Àngels

María Díaz
17.07.2019 16:52 h. Actualizado: 25.07.2019 18:35 h.
2 min

En pleno debate sobre los efectos del cambio climático sobre la vida del ser humano en el planeta Tierra, la artista Ania Soliman fusiona en una exposición lo natural y lo artificial para que el público reflexione sobre la inclinación humana a alterar y transformar la naturaleza en base a sus deseos o necesidades.

Nature is an experiment es el nombre de la exposición que alberga la Galería Àngles Barcelona en la Ciudad Condal. En ella, la artista reinterpreta una naturaleza artificial a través de una serie de obras que recrean elementos naturales elaborados a partir de materiales artificiales como el plástico o las telas.

Llamada al inconsciente humano

Ania Suliman crea plantas y paisajes tropicales con objetos producidos por el ser humano con el fin de “explorar las relaciones entre la naturaleza y la máquina, entre lo que es biológico y lo que es artificial”, para lo que emplea “iconos o símbolos que expresan ideas conscientes e inconscientes”, explican los responsables de la exposición.

Nature is an experiment es la segunda exposición individual de la artista en esta galería de arte barcelonesa. La propia Ania Suliman advierte que con sus obras la naturaleza está siendo reproducida de nuevo, en un acto que lleve a los visitantes a pensar atentamente en la acción humana sobre la naturaleza.

Una naturaleza amarilla

La artista asegura que cada una de las piezas de la muestra lleva “al absurdo que representa el deseo humano de adaptar y transformar la naturaleza para adecuarla a nuestros deseos y necesidades”. Una llamada de atención pintada en un amarillo intenso, protagonista cromático de la exposición.

Barcelona acoge ahora a Ania Suliman, una artista con raíces repartidas por medio mundo (Egipto, Polonia, Estados Unidos). Su naturaleza artificial  se puede visitar de manera gratuita hasta el viernes dos de agosto, en horario de 10:30 horas a 19:00 horas, los cinco días laborables de la semana.