Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El abogado y poeta José Ángel González Franco

'Y nadie'

El abogado penalista González Franco publica 'Y nadie', un libro de prosa poética pleno de sensaciones para interiorizar y vivir

3 min

Un libro de poemas escrito por uno de los mejores abogados penalistas de este país y prologado por Pere Gimferrer es, sin duda, atractivo. Si uno lo piensa bien un abogado utiliza sus palabras como principal arma para convencer de la inocencia de su defendido al juez. Palabras que se subliman en la poesía y se banalizan en cierto modo en un juzgado porque ahí no hay espacio para el adorno, pero las palabras a fin de cuentas son siempre las herramientas del autor. La curiosidad se torna en interés al conocer que se trata del segundo libro del autor. En 2014 escribió Aritmética del desgaste.

Y cuando se lee este libro uno se olvida de la profesión de quien lo escribe y de quien hizo el prólogo porque el libro, sea escrito por un abogado o por un astronauta, es realmente atractivo.

Y nadie 1
La portada del poemario 'Y nadie', de González Franco

Como todo poemario hay que dedicar tiempo a cada poema. De igual modo que no se puede ir a un tres estrellas Michelin o a la ópera con prisa, carece de sentido devorar las hojas del libro como cuando leemos una novela. La poesía, cada poema, se lee y se siente y en Y nadie hay mucho sentimiento y muchas sensaciones que merecen la pena interiorizar y vivir.

A diferencia de Aritmética del desgaste, un libro repleto de versos libres, todos con su título y un buen número de ellos dedicados, Y nadie está más cerca de la prosa poética, de Boudelaire y de Rimbaud que de Whitman. Poemas sin título y salvo uno de ellos sin dedicatoria, lo que permite al lector hacerlos más suyos y transportarse con las sensaciones que transmiten cada poema a su propio mundo. Porque los poemas, y más los de este libro, no se leen, se sienten.

Poemas de un mar agitado, de la oscuridad y de la melodía. De la felicidad o de las amapolas, poemas del tiempo y del azar. Poemas que transmiten sensaciones y nos permiten reinterpretarlos. En esencia eso es la poesía, una sugerencia del autor para que nosotros sigamos creando.

El libro se imprimió acabando 2020 por lo que probablemente se escribió, o cuando menos se compiló, dentro de la limitación de libertad que nos acompaña desde hace casi un año. Sin embargo estos versos no están afectados por ningún tipo de confinamiento, unos son versos desde la libertad y otros desde la introspección, pero en ninguno se intuyen otros límites que los de la vida en libertad.

En resumen, leerlo es un placer más que recomendable y que hay que hacer con el tiempo y el reposo que requieren las buenas obras.

Destacadas en Creación