Menú Buscar
#MyGameMyName / MOVISTAR

#MyGameMyName, la iniciativa para acabar con el machismo en los videojuegos

Surge con el objetivo de concienciar a la sociedad para que las mujeres puedan jugar ‘online’ sin recibir insultos ni ser menospreciadas

05.03.2019 19:36 h.
5 min

“Vete a la cocina”. “Las chicas no sabéis jugar”. Las jugonas no lo tienen fácil en el mundo de los videojuegos. Simplemente por el hecho de ser mujeres, la comunidad gamer las excluye sistemáticamente. El machismo imperante es una lacra que poco a poco la sociedad está tratando de combatir en todos los sectores, también en el de los videojuegos.

De esta forma, se ha puesto en marcha una iniciativa a nivel global llamada #MyGameMyName, cuyo objetivo es denunciar el tratamiento machista en la industria de los videojuegos. Wonder Woment Tech (WWT) es la asociación sin ánimo de lucro que está detrás de esta campaña. Su misión es “resaltar, empoderar y educar a las personas con poca representación en las industrias STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas por sus siglas en inglés), entre ellas las mujeres, con el objetivo de obtener una mayor presencia de estos colectivos en estos ámbitos; todo ello fomentando la educación y la igualdad”.

Más jugones que jugonas

Aunque en popularidad el cine está por delante de los videojuegos, la industria global del videojuego invierte dos veces más que la cinematográfica de Hollywood, y las mujeres representan actualmente más del 35 % de los gamers del mundo. En España, hay casi tantos jugadores hombres como mujeres en el rango de edad de los 6 a los 24 años. En 2018, del total de jugones de estas edades, el 45 % eran chicas y el 55 % eran chicos.

Distribución de 'gamers' en España por edad y género (Q1 2018) / MOVISTAR

Distribución de 'gamers' en España por edad y género (Q1 2018) / MOVISTAR

Pero ellas no lo tienen fácil. El 94 % de las usuarias de videojuegos sufre acoso durante sus partidas, una situación que provoca que muchas de ellas tengan que esconderse detrás de nicks masculinos e incluso que se vean obligadas a utilizar distorsionadores de voz para poder jugar sin recibir insultos de sus compañeros de partida.

Movistar Riders apoya la campaña

Movistar quiere impulsar #MyGameMyName en nuestro país, para lo que ha contado con el respaldo de sus equipos masculinos y femeninos de Movistar Riders, su club de eSports. La compañía busca concienciar “para poner fin a las agresiones verbales hacia las mujeres a través de las herramientas sociales tanto en los videojuegos como en su vertiente profesional, los deportes electrónicos, así como transmitir los valores de igualdad del deporte y el uso responsable en la tecnología”.

De esta forma, y coincidiendo con el inminente Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), ha creado una campaña con vídeos rodados a modo de experimento en los que participan algunos de los youtubers y jugadores de eSports más populares de internet. Éstos fueron invitados a disputar partidas reales en internet utilizando nicks femeninos para que pudieran comprobar en primera persona lo que significa ser mujer y jugar online, ante la atenta mirada de compañeras gamers, quienes asistían en silencio como testigos “a la desagradable experiencia”.

Insultos a los veinte segundos

Gracias a este experimento, el youtuber BlackEspañolito descubrió que haciéndose pasar por una chica fue expulsado de la partida a los veinte segundos de comenzar. Por su parte, jugadores profesionales de eSports como MiniDuke, Sammy o Mixwell (Movistar Riders) explican cómo fueron insultados y menospreciados, mientras jugonas como Lauux y la presentadora Lara Smirnova asistían y confirmaban que ésa es la terrible realidad a la que se tienen que enfrentar en internet todos los días. Un peaje que tienen que pagar por el simple hecho de ser mujer y querer disfrutar de su gran pasión: los videojuegos.

“Frustrante” y “lamentable”. Así califican los participantes en el experimento las reacciones de todos esos jugadores que “escondidos detrás de una pantalla” acosan a las mujeres. Al mismo tiempo, animan a todas las jugonas a seguir compitiendo porque “tenemos que luchar contra esto”. “Todos ellos hacen una reflexión y expresan su rechazo y condena a la violencia, dejando claro que en los videojuegos en general y en los deportes electrónicos en particular, como en cualquier otro ámbito, no cabe la ofensa, el lenguaje inapropiado ni el engaño, por lo que se debe apostar claramente por ‘eSports con valores, eSports para todos’”, señalan desde Movistar.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información