Menú Buscar
Un director ante una orquesta, imagen de archivo

Las mujeres aún no llevan la batuta en las orquestas

El machismo en los puestos de liderazgo se refleja también en la música clásica, donde muy pocas mujeres llevan la batuta

4 min

A nadie le extraña ver mujeres en las orquestas, pero todavía resulta inusual que sean ellas las que lleven la batuta. Algo que se debe al machismo que arrastra este puesto de liderazgo dentro de la música clásica, según coinciden en señalar músicos y otros profesionales de este sector.

"No hay ninguna razón física ni mental para que una mujer no pueda dirigir", argumenta Patrick Alfaya director de la Quincena Musical de San Sebastián, que considera que la desproporción en el número de mujeres en el campo de la dirección de orquesta es un problema de "machismo 100%". Apunta, además, que la edición actual del festival que él dirige es la primera en 78 años en la que aparece una directora de orquesta en el programa.

Un problema de género

Con Alfaya coincide Alfonso Aijón, fundador de Ibermúsica --la principal promotora de música clásica de España--, quien lo califica de "un problema de género" y de una resistencia que se arrastra del pasado, como sucedió con otras profesiones.

En esta misma línea se expresa David Fernández Caravaca, un cordobés que terminó recientemente sus estudios de viola en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y que ahora, con 22 años estudia dirección de orquesta: "Es una realidad que el mundo de la dirección se encuentra a años luz de lo que debería en cuanto a igualdad de género. En mis clases y cursos de dirección he coincidido con alumnas directoras, pero en una proporción de una de cada diez con respecto a los hombres", sostiene el joven.

Un caso aislado

Lara Diloy, directora titular de la Orquesta Madrid Sinfónica, recuerda que cuando empezó a estudiar dirección hace una década también sentía que las chicas eran "casos aislados". "Si éramos un grupo de diez, por así decirlo, éramos dos chicas", subraya.

En este momento, después de haber trabajado un tiempo como profesora en el conservatorio superior en Málaga, percibe que "ha crecido un poco el porcentaje", pero añade otro dato que evidencia que la desproporción no solo está en las aulas. "Dentro de la Asociación Española de Directores de Orquesta, de la cual soy miembro de la junta directiva, tenemos asociadas a casi un 20% de mujeres", señala.

"Ojalá dentro de veinte años vayas a ver un concierto y no te llame la atención que el director sea un chico o una chica, como no es llamativo hoy que dentro de la orquesta haya una violinista", insiste Diloy, que también espera que muy pronto "no sea noticia que le den la titularidad a una mujer solo por el hecho de serlo".
 

 

Destacadas en Creación