El día que Montserrat Caballé se emocionó hablando sobre la independencia

La soprano defendía la unión de los pueblos y criticaba las cadenas "que separan y humillan"

06.10.2018 11:26 h.
3 min

Montserrat Caballé fue una de las personalidades catalanas que en los últimos años se posicionó en contra de la independencia. La soprano, fallecida este sábado a los 85 años de edad, no era partidaria del procés y así lo demostró hace cinco años cuando, dos días después de la célebre cadena humana de la Diada de 2013, se emocionó durante una conferencia en Zaragoza al hablar de los nacionalismos.

Caballé apeló en esa ocasión a la unión de los pueblos, en contraposición a las fronteras que dividen y los atan como "cadenas".

Cadenas que "separan y humillan"

"Yo estoy muy feliz de haber nacido en Barcelona, de estar casada con un aragonés, de que mi madre fuera de Valencia, y de que mis hijos hayan estudiado en España", explicó ante medio centenar de oyentes.

"Los pueblos del mundo tenemos que estar unidos, no separados. Las cadenas son para la esclavitud. Las cadenas pueden ser de hierro, oro y plata, pero tienen que ser buenas cadenas. No tienen que ser cadenas que separa y humillan", añadió, el clara alusión a la cadena humana que cubrió Cataluña de norte a sur ese 11 de septiembre de 2013. "Se ha dicho que ha habido un millón y medio de personas en esa cadena. ¿Dónde estaban los 7 millones restantes?".

Cena en la Generalitat

La soprano, asimismo, también desveló que "hace años, en una cena muy importante en la Generalitat, estábamos cenando con el president y su esposa, y el 'ministro' de Cultura --y no es que yo le odie-- me dijo que yo era una catalana universal, pero que mi único defecto era haberme casado con un extranjero. A mí esto me resultó patético. Me levanté de la mesa para irme, pero me dijeron 'siéntate, hay gente que no sabe lo que dice'".

Caballé recordaba que "cuando tienes la suerte de viajar por todo el mundo, como me ha pasado a mí, y conoces tantos pueblos y gente diferente, te das cuenta que las hostilidades no funcionan". Y también su labor de "embajadora de España, al igual que todos los cantantes. Como me enseñaron en Naciones Unidas, siempre por la unión de la gente y de los pueblos. Quien pone cadenas me hace daño, extirpa a todo el resto, lo manda fuera". La soprano, por otra parte, firmó en 2008 el 'Manifiesto por la lengua común', en defensa de la lengua castellana.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información