Menú Buscar
Primer plano de unas flores de primavera / PIXABAY

Los mejores planes para disfrutar de la primavera en Cataluña

Una lista con algunas de las propuestas más interesantes para esta época del año

Juan Antonio Marín
4 min

La primavera es la época perfecta para volver a salir a la calle y disfrutar con algunos planes al aire libre. Es por eso que las rutas de turismo por las ciudades o por el campo viven ahora su punto álgido de la temporada, pasado el frío invierno y antes de que el calor del verano las convierta en actividades menos apetecibles.

Cataluña es todo un crisol de culturas y lugares que visitar. Tanto es así que año tras año, la región se sitúa en la primera posición de las comunidades autónomas más visitadas de España. En 2018, sin ir más lejos, recibió a casi 20.000 turistas extranjeros al mes, según datos del portal Statista. Pero, ¿qué hacen estos turistas? En este artículo se hace un repaso a algunas de las mejores alternativas de las que disponen.

Enoturismo y gastronomía

Cataluña tiene una gran cultura gastronómica y de vinos. Las denominaciones de origen Penedès, Empordà o Terra Ata son sólo algunas de las muchas que se pueden degustar en la tierra. Por eso, uno de los mejores planes para esta primavera es embarcarse en una ruta enológica en la que descubrir bodegas y vinos especiales.

Por ejemplo, en Montserrat, desde donde se puede visitar las bodegas Oller del Mas, situadas en un castillo del siglo X. En cuanto a la gastronomía, Cataluña encierra muchos lugares donde probar platos típicos y donde coexisten varios restaurantes con estrellas Michelin. 

Escapada a la costa

Rodeada casi en su totalidad por el mar Mediterráneo, Cataluña disfruta de una gran extensión de playas por las que pasear en primavera. Si el tiempo es lo suficientemente cálido, los valientes incluso pueden probar a darse un baño en las aguas de la Costa Brava, muy cerca de Girona.

Parajes naturales como las Islas Medas o Ses Negres son perfectas para visitar en esta época del año, sin la masificación del periodo estival. Por otro lado, existen multitud de pueblos con encanto que rodean la costa, como Cadaqués, Llansá o Palafrugell, que merece la pena visitar sólo por contemplar las plácidas aguas de estos pueblos de pescadores.

Rutas arquitectónicas

Pero no todo iban a ser escapadas por la naturaleza. Como se ha mencionado anteriormente, la primavera es el momento perfecto para hacer turismo por las ciudades sin que el calor sea un impedimento severo. Así, visitar el centro de las principales capitales de provincia de la comunidad se convierte en una gran elección.

Barcelona, por ejemplo, ofrece arquitectura modernista y los grandes regalos que Gaudí le dejó en toda la provincia. Girona, por su parte, destaca por su emblemática catedral gótica, una de las más importantes de este tipo de arquitectura en España. Mientras que en Tarragona predominan los edificios de herencia romana, como el anfiteatro o el acueducto de la ciudad. 

Una manera diferente de descubrir Lleida

Finalmente, en Lleida el plan perfecto para visitarla en primavera pasar por sobrevolarla. Gracias a la empresa Kontiki, cualquier visitante puede realizar un viaje en globo para recorrer de manera cómoda y a vista de pájaro la ciudad.

Esta opción es perfecta para descubrir una nueva perspectiva de la localidad catalana y disfrutar así de su arquitectura, de su monumental muralla y de la Seu Vella, más conocida como el castillo de Lleida. Además, la ciudad cuenta con dos emblemáticos baluartes, la Llengua de Serp y el Baluarte de la Reina.