Menú Buscar
Escena de 'La princesa Mononoke', una de las mejores películas de Studio Ghibli / STUDIO GHIBLI

Las mejores peliculas de Studio Ghibli

El estudio de animación japonés es el único que ha logrado un Oscar por sus sorprendentes largometrajes

03.04.2019 13:08 h.
5 min

Las películas de Studio Ghibli han marcado un antes y un después en la historia de la animación japonesa. Si con películas como Akira o los largometrajes de mangas de gran éxito como Dragon Ball o Bleach el gran público europeo y norteamericano comenzó a interesarse por los dibujos procedentes de Japón, las cintas de Studio Ghibli terminaron por hacer sólida esa relación con la animación producida en el país del sol naciente.

Este estudio pequeño, de no más de 150 empleados, cerró sus puertas cuando su principal genio creativo, Hayao Miyazaki anunció su retirada. La empresa suspendió entonces, en el año 2014, la producción de largometrajes, pero regresó la actividad en 2017. A continuación se recopilan algunas de sus mejores obras.

‘El viaje de Chihiro

Buena prueba de esa relación de amor fue que la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, encargada de entregar los Oscars, decidióconcederle el premio a la mejor película de animación de 2002 a El Viaje de Chihiro, siendo la primera y única creación de fuera de Estados Unidos que compitió con los gigantes de la animación de ese país (Disney, Pixar o DreamWorks Pictures) y que salió vencedora. Un acontecimiento que no se ha repetido, pero que sirvió de punto de inflexión para poner la mirada en el rico y variado universo creativo de Studio Ghibli.

En cuanto a la película, El Viaje de Chihiro cuenta la historia de una niña pequeña (la propia Chihiro) que, después de mudarse de ciudad con sus padres, descubre la entrada a un mundo maravilloso lleno de dioses mitológicos y seres sobrenaturales. Además de ser reconocida por la crítica como un prodigio visual, la película cuenta con la excelsa banda sonora de Joe Hisaishi, compositor habitual del estudio, que lleva este cuento a un nuevo nivel. Como suele ocurrir con este tipo de producciones, la ambientación colorista hace que pueda ser disfrutada por los más pequeños. Y la profunda historia, que habla del paso de la infancia a la madurez, los valores tan arraigados en la cultura oriental como el esfuerzo o el respeto a la tradición e incluso hacia el medio ambiente, hacen de la película una obra maestra.

‘La princesa Mononoke

Otro de los éxitos del tándem formado por Miyazaki y Hisaishi fue este largometraje de 1997 que ya empezó a situar al estudio en un lugar de referencia, después de que La princesa Mononoke se convirtirera en un gran éxito de taquilla en el momento de su estreno. La historia gira en torno a una de las grandes temáticas que tratan casi todas las películas de este estudio: la lucha del hombre contra la naturaleza.

En esta línea, la trama cuenta cómo un príncipe busca al espíritu del bosque para tratar de curarse de una enfermedad que va avanzando poco a poco después de tener un encuentro con un dios encarnado en la figura de un jabalí gigante. Aquí de nuevo aparecen elementos de la mitología japonesa, bastante extensa en este tipo de representaciones naturalistas, y juega con la idea de si el fin justifica los medios en cuanto al progreso tecnológico se refiere.

‘El castillo ambulante’

Quizá buscando repetir el éxito de El Viaje de Chihiro, el estudio lanzó en 2004 otra película con un diseño de personajes similar, pero con una historia totalmente distinta. En este caso, el tema principal de El castillo ambulante vuelve a ser la lucha interna que libra Miyazaki contra las máquinas y la tecnología desmesurada, así como contra los males de la guerra, encarnados en la lucha entre las ciudades que aparecen en la obra.

La imaginería visual de Miyazaki alcanza aquí uno de sus puntos álgidos y gran parte de la película muestra el interior de un castillo ambulante que se mueve y tiene vida propia. Todo esto, visto desde el prisma de Sophie, una joven que se adentra en un mundo de fantasía después de que una bruja la transforme en una anciana de 90 años.