Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El director Koldo Serra / TWITTER

Koldo Serra, de Bilbao al multiverso pasando por 'La casa de papel'

El cineasta se implica en un innovador proyecto, 'Olyverse', una serie interactiva en el metaverso protagonizada por Álvaro Morte

17 min

Koldo Serra (Bilbao, 1975) empezó su carrera en el mundo del cine, medio al que ama. Pero el panorama audiovisual evoluciona y su salto a las series fue cuestión de tiempo. Ya lo probó antes del boom de las plataformas dirigiendo capítulos de El comisario o La fuga. De allí saltó al Ministerio del Tiempo y aterrizó en La casa de papel en su tercera y quinta temporada.

Ya su debut cinematográfico en el largo, con Bosque de sombras, apuntaba al thriller y al panorama internacional. Entre sus protagonistas, contó con Gary Oldman, Aitana Sánchez-Gijón, Paddy Considine o Lluís Homar. No le tiene miedo a nada y eso hace que no se detenga.

Serie interactiva

Su excusa para explicar cómo puede con todo la resume en pocas palabras: "es que soy de Bilbao". Pero más allá de la broma, los retos lo estimulan. El último lo lleva al multiverso de la mano de Olyverse, una empresa multimedia que tiene a Carles Puyol de vicepresidente y con la que desarrolla un proyecto completamente innovador, participativo y digital.

Este 14 de junio, Cayetana Guillén Cuervo presentaba con todos ellos y el actor Álvaro Morte, protagonista en esta aventura, el revolucionario proyecto: crear su primera NFS (Non-Fungible Story), basada en una colección de las conocidas NFTs.

El metaverso

¿Cómo se traduce todo esto? Por una parte está la NFS, o lo que es lo mismo, la serie o películas de animación 3D en el metaverso que se encargará de dirigir Serra y que protagonizará Morte, quien está muy ilusionado con el proyecto. 

"Hemos introducido una nueva forma de expresión artística, contando historias colectivas junto a la audiencia y fomentando así el interés social por la cultura. Lo hacemos a través de NFTs, creando, de forma descentralizada, colecciones icónicas de estrellas mundiales que aparecerán a lo largo de toda la historia”, resumía el actor en la presentación.

Álvaro Morte, Cayetana Guillén Cuervo, Carlos Grenoir, Koldo Serra y Kerem Bürsin / CEDIDA
Álvaro Morte, Cayetana Guillén Cuervo, Carlos Grenoir, Koldo Serra y Kerem Bürsin / CEDIDA

El mundo NFT

¿Qué son los NFTs? Activos digitales únicos y autenticados que dan acceso a los compradores a avatares inspirados en los protagonistas y que permiten obtener varios beneficios a quien se haga con ellos. Entre estas ventajas que ofrecen estos NFTs en particular está el derecho a participar en la creación de la historia, enviar audiciones a las estrellas, recibir cursos y asistir a eventos exclusivos. ¿Que uno se cansa de ellos? Pues los puede vender y revender?

Los NFTs serán así la moneda de cambio para poder tener voz y voto para que la serie vaya a buen puerto. O, al menos, al puerto que ellos más gusten. De alguna manera, serán parte activa y responsable del producto final. No en vano serán los mecenas de esta obra que salga.

La trama

Todo esto suena muy etéreo para los no iniciados, para quien quiera concreción o datos menos técnicos también puede disfrutar de la primera NFS que da origen a esta especie de serie. Se llama The art leader

El título hace referencia al argumento. El protagonista es Olyver (Morte), un hacker que asume de forma inesperada la misión de salvar obras de arte universales que otro hacker, en este caso malicioso, Génesis, ha amenazado con robar para alimentarse de ellas y destruirlas. Para ello, Olyver ingenia un plan y recluta, episodio tras episodio, a distintas personalidades reconocidas de distintas disciplinas y con diversas habilidades.

Crónica Directo habla con sus máximos responsables para que traten de detallar el futuro de esta serie y su funcionamiento.

--Pregunta: Empecemos por el principio. ¿Qué es Olyverse?

Carlos Grenoir (C.G.): Somos una compañía productora de entretenimiento, situada en la web 3.0. Nace con afán colaborativo, que incluya una comunidad que pueda contar historias. En este proceso, en el que Koldo es el mastermind para contar historias, podrá dar su input, su participación para poder configurarlas. Además, creamos, dentro de los contenidos, unas colecciones de NFTs para que los usuarios o la comunidad pueda tener su parte, su trocito de esta historia, así como obtener derechos para influir en ellas, conocer a las estrellas que participen, unirse a cursos.

Koldo Serra (K.S.): Son dos cosas. La NFS es una especie de serie que iremos haciendo con capítulos independientes. Luego, los portadores de los NFTs podrán influir y participar de forma colaborativa en este proceso creativo de esta serie. Será una especie de "crea tu propia aventura", donde la gente podrá votar, proponer y ser partícipe y que nos llevará por un lado o por otro. Por ahora, tenemos unas líneas argumentales que luego irán cambiando a medida que la gente participe.

--Entonces, el proyecto en sí parte con la voluntad de crear esta serie cuyo primer capítulo, El líder artístico, sí lo proponen y viene fijado por ustedes. ¿Cierto?

K.S.: Sí. Este primer episodio sienta las bases de esta serie y hacia dónde podría ir y, a partir de allí, del final de ese capítulo la gente podrá participar con votaciones, propuestas y, a partir de allí, iremos haciendo más o menos caso. La idea es que sea algo abierto y no tan cerrado como estamos acostumbrados, como en una serie clásica que tiene su guión. En este caso, si hay personajes y tramas que les gustan más que otros podrán hacérnoslo saber y nosotros determinar.

--¿Cómo y cuándo entra el espectador a participar?

C.G.: Entre episodio y episodio, la comunidad vota, nos da sugerencias, nos da su feedback para que Koldo y su equipo puedan configurar y ver hacia dónde evoluciona el siguiente episodio.

K.S.: Habrá unas bases sobre las que pueden opinar, no es que de repente uno pueda decidir que se viaje a la luna, por ejemplo. Marcaremos unas bases por las que debería ir la historia y, a partir de ahí, escucharemos lo que nos digan y nos propongan. Es un proceso muy abierto.

Ávatar de Álvaro Morte / OLYVERSE
Avatar de Álvaro Morte

--La participación funciona además con moneda virtual, ¿es así?

C.G.: La tecnología subyacente a todo ello es el blockchain, en el que, por supuesto, se pueden crear criptomonedas, NFTs, distintos tipos de plataformas. Enfocamos sobre todo en colecciones de NFTs, mediante las cuales los usuarios pueden tener un trocito de lo que se está creando. Ese trocito puede ser, por ejemplo, una imagen específica y única de alguno de los personajes, como el de Olyver, que es el primero. Y además, ese NFT otorga esos derechos para participar, vivir experiencias y ayudarnos a crear esas historias

--Por tanto, esas NFTs, luego cada persona las podría revender.

K.S.: Álvaro antes lo ha definido como las acciones de una empresa y, a partir de allí, decide y puede ser partícipe de las cosas, revender, cambiar...

--En el tema creativo. ¿Cuánto tiempo se estima que haya entre capítulo y capítulo?

K.S.: Nosotros contaremos con un margen de cierto tiempo para desarrollarlo. Tenemos unas líneas y habrá tiempo para ellos y como para nosotros.

--¿Nos puede adelantar un poco acerca de este primer capítulo? ¿De qué trata?

K.S.: Es una serie de aventuras. Nuestro protagonista es un hacker que se hace llamar Olyver y que físicamente se parece mucho a Álvaro Morte (sonríe). Y el detonante de la historia es otro hacker, Génesis, que amenaza con robar y destruir obras de arte universales. Nuestro protagonista será el único capaz de detenerle, pero necesitará una serie de ayuda de colaboradores externos que serán participantes y protagonistas del resto de la historia. Diríamos que es una especie de serie de James Bond.

--¿Cómo se metieron cada uno de ustedes en esta particular aventura?

K.S.: A mí, me llama un día Cayetana Guillén Cuervo para presentarme a Carlos y lo primero que le tuve que decir es que me hablara como si fuera mi abuela. Yo vengo de un ámbito más clásico, marcado de la ficción, con un proceso muy claro. Todo esto me resultaba un poco marciano, pero las posibilidades que abría me parecieron muy interesantes. Lo vivo como un reto de crear de forma diferente y lanzarlo de manera distinta. Así que dije que sí. Me apunté a un bombardeo.

C.G.: En cuanto a la idea. Hubo un germen inicial, recogimos opiniones de todo el mundo y poco a poco fue cogiendo forma y se fue gestando.

--¿Creen que este germen pueda dar fruto a una nueva concepción de las series?

C.G.: Esperemos que sí. Querrá decir que tiene una utilidad y un éxito a nivel de ejecución que permita a otros sectores adoptar ciertas ideas y procedimientos para enriquecer los suyos con más diversidad de formación y que sean más participativos.

K.S.: A mí me parece una nueva forma de contar historias. Lo más interesante, sobre todo, es la colaboración. Cuando haces una obra para cine y televisión, al final, cuentas tu historia y esperas que llegue a todo el mundo. En este caso, ves si llega o no llega. Como antes, cuando las series se emitían capítulo a capítulo una vez por semana, había gente que decía, hay que darle más peso a este personaje. Twitter por ejemplo abrió esa posibilidad de feedback y, de repente, te puede dar un like el mismo Stephen King. Todo muta muy rápido y hay que adaptarse y jugar.

--¿Y este juego de la serie tiene pensado cuánto va a durar? ¿Cuántos capítulos va a tener, aproximadamente?

C.G.: 101

--¡Ostras!

K.S.: Nada, son capítulos muy cortitos. ¡Casi nada! (bromea)

--Claro, ¿pero de cuántos minutos hablamos por capítulo? ¿Cinco, diez...?

K.S.: Más tirando a cinco que a diez. Son guiones, habrá animaciones. Quizás algún día sea una película, igual otra, puede que una línea argumental nos guste más que otra, pero la idea es ir generando contenido con X tiempo. Todavía no sabemos la periodicidad.

--¿Los capítulos sólo se verán vía web?

C.G.: Por el momento, en web 3, y luego veremos para distribuirlo.

--¿De aquí puede salir una nueva plataforma de contenidos?

C.G.: Sí, esperamos que sea una de las nuevas plataformas imperantes en este nuevo mundo que llega con la web 3.0 y todo lo relacionado con el metaverso. Otra parte importante es que una parte de lo que recaudamos con este proyecto va destinada a una causa en este mundo de a pie: desde causas sociales, culturales, médicas... para cambiar cosas también en el universo de no ficción.

K.S.: Además, todo va girar en torno al mundo de la cultura. La serie gira en torno a obras de arte para hacer llegar muchas obras no tan conocidas para el gran público. Con los robos que planea Génesis podrá verse una nueva obra ya sea pintura, literatura, música... La base gira en torno a la cultura.

Avatar de Álvaro Morte / OLYVERSE
Avatar de Álvaro Morte / OLYVERSE

--O sea que tiene también una función de dinamizadora cultural

K.S.: De hecho, estamos trabajando con un gran museo para colaborar con él.

C.G.: Con un gran museo a nivel europeo en España sacaremos obras universalmente conocidas de las que haremos su conversión a NFT y esas obras estarán expuestas en estos museos.

--Ahora que el mercado de las criptomonedas parece tocar techo e ir en descenso, ¿no les hace temer un poco?

C.G.: El mercado dicta y afecta como lo hace a Tesla o a Facebook, pero en nuestro caso sólo de forma temporal. Para nosotros, el objetivo es la creación de todas estas obras, permitir involucrar a toda la comunidad y la parte de ventas es algo más residual y nos iremos adaptando al mercado, en este caso.

--Por último, Koldo. Usted tiene dos proyectos más en cartera, ¿cómo va a compaginarlos con todo este mundo?

K.S.: Siendo de Bilbao (bromea). Pero sí, estoy terminando otra serie y preparando otra. Tengo dos proyectos solapados pero se puede.

--¿El cine lo tiene cada vez más apartado o espera regresar en algún momento?

K.S.: No, no. Como espectador de cine espero que vuelva y que la gente regrese al cine. Lo cierto es que cada vez es más complicado levantar películas, porque lo que más funciona son las series e incluso lo que más se consume en plataformas son series y no películas. Yo espero que esta situación se revierta y volvamos a disfrutar más del cine, porque como director a mí me gusta mucho y es más fácil abarcarlo. Ojalá haya pronto una película.

--Esto de hecho, puede convertirse en una.

K.S.: Veremos.

C.G.: Sí, claro. Es una de las posibilidades que planteamos y tiene mucho sentido. Esperemos que esto tenga cuantos más formatos mejor.