Israel ganó Eurovisión con el plagio de una canción de rock

La productora del éxito interpretado por Netta Barzilai ha llegado a un acuerdo con el compositor plagiado y reconocerá la coautoría del tema musical

israel plagio eurovision
08.02.2019 12:32 h.
3 min

La canción que presentó Israel en el festival de Eurovisión 2018 sigue dando que hablar nueve meses después. La polémica que se desató poco después de la actuación de Netta Barzilai en el concurso internacional por un posible plagio musical ha acabado siendo reconocida. La productora Sony ha zanjado el tema al reconocer como coautor a Jack White, letrista y vocalista de la banda de rock White Stripes

La productora de la canción Toy, Sony, ha comunicado esta decisión de forma pública. De esta manera, evita mayores consecuencias (una demanda legal y su posible condena) tras el aviso de posible vulneración de los derechos de autor

La canción que copió 'Toy'

El tema copiado es uno de los más exitosos de la banda rockera estadounidense, una canción que aún hoy, más de siete años después de que el grupo se deshiciera, sigue sonando en los locales de todo el mundo. Se trata de la canción Seven nation army, un tema que vio la luz en 2003, escrito por el propio Jack White, y que consiguió un premio Grammy un año después de su lanzamiento. 

Los detalles del acuerdo entre Sony y Universal --la productora de los White Stripes-- no se han dado a conocer, aunque si el artista ha sido reconocido en la autoría de Toy, muy probablemente recibirá parte de los derechos de autor que genera. 

¿Realmente se parecen?

Al destaparse el escándalo, la propia Netta Madalie aseguró que las acusaciones de plagio eran infundadas. "Todas las melodías posibles ya han sido inventadas", aseguró tras explicar que el plagio y la similitud de dos canciones estaban separadas por "una línea muy fina". 

Videoclip de 'Toy', canción ganadora de Eurovisión 2018

Ahora que se ha reconocido la doble autoría de la canción, se abren nuevas incógnitas respecto al futuro de Eurovisión. La primera señala directamente a los ganadores: ¿podría Chipre, segundo clasificado del año pasado, impugnar el concurso? Según las normas de Eurovisión, los temas que participan en el concurso deben ser originales y, habida cuenta de la decisión de Sony, Toy parece no serlo. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información