Menú Buscar
Facebook y otras aplicaciones en un dispositivo móvil / PIXABAY

Facebook pasa a la historia

Redes sociales como Instagram o Snapchat cogen cada vez más fuerza frente a la compañía de Mark Zuckerberg, que pierde protagonismo

3 min

Una encuesta realizada por el conocido Centro de Investigación Pew explica las utilidades que le dan a las nuevas tecnologías las nuevas generaciones y los conocidos como ‘Millennials’. Han dejado de lado redes sociales menos ‘en directo’ como Facebook o Twitter que pasan a segundas posiciones.

Las alternativas pasan a ser las más visualmente estimulantes como pueden ser Snapchat, Instagram o similares. Casi la mitad de usuarios encuestados aseguró que se conectan a las aplicaciones casi de forma constante, sin conocer los riesgos de exponerse durante tanto tiempo.

Nuevos tiempos

El análisis es el primero que realiza la compañía desde hace más de 3 años y los resultados han cambiado sustancialmente, provocado por la globalización de los teléfonos inteligentes. Por aquel entonces, estos dispositivos no estaban al alcance de la mayoría de la población y menos aún las familias de clase media-baja que ya disponían de portátiles y ordenadores de sobremesa.

En estos nuevos años se ha optado por el contenido y las aplicaciones móviles totalmente insertadas en la vida diaria de las personas, lo que significa una vida social más visual e interconectada con el mundo. Entre los softwares más utilizados están gigantes como Youtube o Twitch, adalides de la vida en la red.

Causas de este ‘boom’

El auge de aplicaciones como Instagram o Snapchat es, entre otras cosas, el hecho de que no requieren apenas de requisitos de hardware (componentes del teléfono móvil) para su correcto funcionamiento. Tampoco necesitan un espacio demasiado grande para almacenar los datos, muchas veces “efímeros”. Facebook en su día tomó nota y día tras día está intentando modernizarse para no dejarse sobrepasar.

Ventajas para estas empresas que repercuten, en cierta medida, de forma negativa en esta nueva era de la información donde nuestra privacidad está en manos de las redes sociales y de la necesidad de permanecer conectados y comunicarnos con nuestro círculo cada segundo.