Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cineasta Inés Barrionuevo / CEDIDA

Inés Barrionuevo: "Hay resistencia a que la mujer decida sobre su cuerpo y más aún sobre su deseo"

La directora argentina presenta 'Camila saldrá esta noche', un reflejo de una sociedad tan reivindicativa como asfixiada

12 min

En su cuarta película, la cordobesa Inés Barrionuevo (Argentina, 1980) vuelve a un lugar que no ha dejado de explorar, la adolescencia en sus márgenes. En este caso en dos opuestos. Por un lado, el del colegio al que se cambia Camila, la protagonista. Se trata de una buena escuela en la que van con un uniforme, la religión es clave y el ambiente tiende a conservado. 

Camila, por eso, viene del polo opuesto. A su madre le cuesta llegar a final de mes, es una joven politizada y no entiende por qué, nada más entrar, le obligan a quitarse el pañuelo a favor del aborto. Esta secuencia inicial ya revela que la protagonista no lo tendrá fácil.

Política y juventud

Pero ¿acaso lo tienen fácil los jóvenes en general hoy por hoy? Frente a la conciencia de la igualdad de la mujer, los casos de acoso se dan en todas las esferas y los colegios; por desgracia, no son una excepción. Hablamos de cualquier tipo de acoso en todas sus modalidades, sexual, agresiones, insultos por la orientación sexual...

Todo ello se encuentra en el filme de Barrionuevo. Un retrato generacional donde enfrenta a una juventud empoderada, feminista y liberada sexualmente a otra que arrastra los valores del pasado, donde la violencia endémica al sistema se pasaba por alto como si fuera "una cosa de niños".

La cineasta, que presentó su película en los festivales de San Sebastián y Mar del Plata, responde un pequeño cuestionario para desgranar todos y cada de uno los aspectos del filme que se estrenó el pasado 24 de junio en España.

--Pregunta: ¿Qué la empujó a llevar a cabo este proyecto?

--Respuesta: El guion venía de una versión anterior de la mano de producción, pero encaramos una reescritura de algunos meses. Me interesaba ahondar en las nuevas generaciones y un movimiento de nuevos vínculos más libres que de generaciones anteriores. Participé en las marchas de la ley del aborto, en las eternas vigilias nocturnas mirando la juventud y las chicas de los colegios con una fuerza que yo no había visto antes. Esto me inspiró muchísimo. El guion lo trabajamos siempre pensando en que esto era una interpretación de un mundo, sin intentar ser fieles a una realidad tal cual o construyendo con base en eso, pero siempre bajo el artefacto de la ficción. 

--'Camila saldrá esta noche' aborda cuestiones de plena actualidad. Y muestra cierta esperanza y desesperanza a la vez en cuestión de libertades y tolerancia entre la juventud. ¿Quiere la película ser una radiografía o más bien una alerta para recordar que ciertas actitudes persisten?

--Este mundo del que hablo es un mundo que da una esperanza, nuevos vínculos suaves y descontracturados, pero no puedo ser inocente que al lado de eso muy cerca hay otra cosa y siguen los actos violentos cercando a las libertades. Lo que me interesaba señalar era lo otro, lo que brilla en la película con Camila y su entorno, sin dejar de ver tampoco que hay otra cosa más de fondo que persiste y que ataca a lo nuevo. No sé si radiografía, porque sería algo demasiado exacto, pero sí intenté un acercamiento desde la ficción a este mundo de jóvenes. 

--Se muestra a una juventud más liberada en el ámbito sexual, sin etiquetas sobre su orientación, ¿han perdido tabús o como reflejan algunos personajes queda mucho por hacer porque aún existe el acoso?

--Persiste el acoso, la violencia contra la mujer, los femicidios… y siempre quedan libertades por conquistar.

La cineasta Inés Barrionuevo / CEDIDA
La cineasta Inés Barrionuevo

--¿La juventud está más politizada? 

--Hablar en términos generales a veces es peligroso, pero es la herramienta que tenemos para entender también, [está] politizada como algo bueno y de potencia de palabra y acción. Los jóvenes en Argentina nacieron con muchos derechos adquiridos, el matrimonio igualitario, la ley de género, por ejemplo, pasaron casi toda su vida con esas leyes ya adquiridas. No tuvieron que ir a marchar pidiendo por esto, ni lucharlas en las calles. Este terreno se construyó por luchas de generaciones anteriores y ahora pueden ser como son gracias a eso.

--¿Cómo ve a la juventud en este sentido? 

--La juventud politizada o los movimientos feministas en Argentina me parecen que hablan de jóvenes electrizantes y que vienen a patear el tablero en muchos sentidos. 

--¿Cómo abordó con las actrices el tema del abuso sexual?

--Hablamos mucho acerca de la víctima no esperable. Porque el proceso de victimización es también parte del asunto. Camila se defiende frente a un acto que puede ser considerado leve si se mira desde una perspectiva sesgada. Me interesa esto, cómo algo aparentemente común o no tan grave puede contener una violencia inusitada. Hay miles de actitudes violentas muy pequeñas machistas con las que convivimos día a día. Hablamos con las actrices acerca de esto y pensamos mucho cómo hacer la escena, fue un trabajo de conversación todo el tiempo.

La directora de cine Inés Barrionuevo / CEDIDA
La directora de cine Inés Barrionuevo / CEDIDA

--En Argentina, la legalización del aborto ha causado mucho debate y una vez aprobado sigue generando reacciones. ¿Por qué cree que es tan difícil que ciertos sectores lo vean como un derecho?

--Siempre hay resistencia a que la mujer decida sobre su propio cuerpo, y más profundo aún sobre el deseo de la mujer en general. No se quiere que la mujer desee y si lo hace hay que castigarla severamente, vista como una asesina de fetos. Es algo atado a la religión desde hace siglos. En Argentina se promulgaron mucho antes la ley de casamiento igualitario, la ley de género, el cupo laboral trans que la ley del aborto. Cuando hay países que tiene la ley del aborto desde los años sesenta… Eso parece a simple vista raro, pero para mí es algo profundamente atado a los valores religiosos que pesan fuerte. 

--Luego está el papel de los adultos. ¿Qué cometido tienen los adultos en este sentido?, ¿hay cierta dejadez? ¿Los jóvenes ponen de su parte en esa relación con ellos o existe cierto resquemor por cómo se comportaron con todos estos temas en el pasado?

--Hay una línea generacional de Camila con su familia materna que me parecía interesante trabajar. Cómo tres generaciones de mujeres pueden ser distintas, pero teniendo un hilo que las une como mujeres de su época. Quería sacar a la madre de la figura de enojona que siempre es un clásico, una madre enojada reprimiendo a su hija adolescente. Quería que la madre fuese comprensiva y abierta en su mente, pero que aún así hubiese rispidez en el vínculo con Camila porque no dejan de ser madre e hija y Camila no deja de ser una adolescente.

--Vemos también un director que quiere pasar de largo un caso de abuso y que evita la "politización" de los jóvenes (aunque es solo porque se muestra contraria al aborto). ¿Qué función tienen la escuela y sus responsables en esta situación?

--Esto fue tomado de casos reales en la época de la lucha por el aborto donde en ciertos colegios no dejaban que las chicas fueran con el pañuelo verde. La institución funciona como una coerción, siempre es un ámbito que implica reglas, esto es así, esto es asá… es un lugar donde se forman los individuos para la vida, por eso los niños dicen lo que se les viene en gana, no tienen filtro, no han pasado lo suficiente por la institución. Una escuela católica privada implica reglas más estrictas, uniformes, bajadas de línea. Este es el terreno fértil para que se armen las revueltas también.

La directora de cine Inés Barrionuevo / CEDIDA
La directora de cine Inés Barrionuevo / CEDIDA

--¿Sigue anquilosada la educación a la hora de abordar temas tan políticos como sociales como el aborto, la diversidad sexual o el 'bullying'?

--En Argentina existe la ECI que es un programa de educación sexual en las escuelas. Esto fue un avance grandísimo en materia de educación sexual en las escuelas. Aun así siguen existiendo casos de acoso o bullying, pero este tipo de programas abre la mente y hace que se pueda hablar de todos los temas dentro de un aula.  

--¿Y el cine? ¿Qué papel tiene el cine en estos cambios y denuncias político-sociales? ¿Debe sumarse o solo hacer un retrato?

--El arte es político y siempre está señalando algo. En este sentido puede ser un motor de transformación social, espero que sí, no lo sé. No hay una utilidad específica del arte más que la de existir y ser visto. Si una asume un punto de vista de lo que está contando y se para en un lugar, está diciendo algo y no retratando, está poniendo una intención en lo que cuenta que necesariamente tiene política. 

--¿Puede este cine más político interesar a los jóvenes, incluso a los menos politizados? ¿Cómo atraemos a las juventudes a las salas?

--No hay que tener miedo a la palabra política, ese miedo creo que viene con el advenimiento de un capitalismo-libre mercado-neoliberalismo, parece que es una mala palabra hablar de jóvenes politizados. Como si fuese algo de terror. ¿Qué mejor que tener una postura? ¿No estar en un limbo y tener ideales, luchas? De quién lo esperamos si no es de los jóvenes, lo celebro, enhorabuena.