Menú Buscar
El chef del hotel El Palace en la sala donde se sirven los menús navideños / CG

El Hotel Palace cumple 100 años y quiere abrir el lujo a los barceloneses

La oferta de menús navideños invita a empresas y familias a disfrutar de comidas y cenas lujosas; una opción sofisticada para el final del año

30.11.2017 18:28 h.
3 min

En junio de 1917, con un capital original de cuatro millones de pesetas (poco más de 24.000 euros), el Hotel Ritz se convierte en un referente del lujo en Barcelona. Cien años más tarde, y bajo el nombre de El Palace, el hotel intenta conservar aquella esencia de principios del siglo XX, y abrir puertas para eventos de quienes viven en la ciudad.

Es por eso que para las próximas fiestas navideñas, el hotel inicia un programa de actividades gastronómicas y culturales para que los barceloneses descubran el histórico edificio, y no sólo cerrarlo al turismo.

Uno de los salones del Hotel El Palace / CG

Uno de los salones del Hotel El Palace / CG

Menús navideños

Salir de casa para las celebraciones de fin de año puede ser buena opción, aunque en el caso de los hoteles el precio suele ser bastante elevado. En El Palace, se ofrecen desde menús diseñados para el día de Navidad por 120 euros por persona, San Esteban (90 euros), Nochevieja (350 euros por persona), hasta propuestas dirigidas a las empresas que empiezan desde los 65 euros.  

Uno de los entrantes del menú de Navidad / CG

Uno de los entrantes del menú de Navidad / CG

Los menús --a cargo del chef del hotel Marc Mallasén-- cuentan con platos tradicionales como los canelones de carne asada y verduras, bechamel de foie, sopa de cocido, pollo relleno de parmentier o turrones.

Uno de los platos del menú navideño de El Palace / CG

Uno de los platos del menú navideño de El Palace / CG

Lujo y calidad

“La tendencia de lo clásico está volviendo a Barcelona”, aseguran desde El Palace. Los decorados reformados pero con aire a los comienzos del siglo XX realzan la entrada del establecimiento. El restaurante donde se ofrecen las comidas, es de un aire señorial, tanto que traslada a la época en la que Salvador Dalí allí se alojaba.

Lomo de buey a baja temperatura, uno de los platos del menú / CG

Lomo de buey a baja temperatura, uno de los platos estrella del menú / CG

Pero lo importante, más allá del lujo, es la buena calidad de los productos y presentación de los platos. Aunque lo que más destacan son los postres.

El postre protagonista del menú: el tronco de Navidad / CG

El postre protagonista del menú: el tronco de Navidad / CG