Menú Buscar
Willy Bárcenas, cantante del grupo Taburete, en un escenario / EFE

El hijo de Luis Bárcenas triunfa en los escenarios, pero fracasa en los negocios

El cantante de Taburete es uno de los vocalistas españoles que más derechos genera con sus composiciones aunque la vida de su empresa no haya superado los seis meses

3 min

Guillermo Bárcenas Iglesias, hijo del extesorero del PP, Luis Bárcenas, se adentraba en el mundo de los negocios creando el pasado 31 de mayo una productora musical. La formalización de la empresa, con un capital inicial de 3.000 euros, sentó las bases de Demberton Music, SL.

Willy, nombre con el que lo conocen sus más allegados y sus fans, es el vocalista del grupo de música Taburete. Sus temas no tardaron en correr por internet al poco tiempo de formarse del conjunto, lo que pronto dio lugar a los primeros conciertos. Gracias a las actuaciones del grupo por distintas ciudades de España consiguió reunir 200.000 euros de fianza que el tribunal que juzgaba el caso Gürtel le impuso a Rosalía Iglesias, su madre.

Éxito en la música

El grupo Taburete cuenta con un gran número de seguidores, incluso ha conseguido compartir temas con artistas nacionales como Dvicio. Sirenas, su canción más escuchada, acumula 36 millones de reproducciones en Youtube.

De hecho, según Vanity Fair, “a juzgar por el número de reproducciones que muestra en Spotify, hay motivos para pensar que Willy Bárcenas puede ser ahora mismo el autor nacional que más derechos genera con sus composiciones actuales”. El lema de la banda es: canciones alegres para días tristes, para cuando la botella se rompa. Una frase que ha conseguido atraer a un público muy diverso y que deja entrever el estilo musical del conjunto madrileño.

Poca suerte como empresario

Esta compañía, que enfocaba su actividad a “la organización, contratación, producción, montaje y realización de conciertos y toda clase de espectáculos artísticos y musicales, y su difusión en sistemas audiovisuales”, ha sido liquidada seis meses después de su creación.

El pasado 11 de diciembre, se declaró la desaparición de la compañía y Willy Bárcenas figura como su liquidador. La extinción voluntaria de Demberton Musil, SL ya es una realidad. Ahora queda esperar si el hijo del extesorero del PP, que continúa en prisión, sigue intentándolo con los negocios o vuelve al escenario.