Menú Buscar
Helados inclusivos / UNSPLASH

Helados inclusivos: la última moda para veganos y celíacos

Pink Albatros ofrece una nueva gama de helados inclusivos creados con ingredientes mínimamente procesados

Juan Antonio Marín
05.08.2019 13:15 h.
3 min

Los helados también pueden ser inclusivos. Esta es la premisa con la que una nueva marca española ha salido al mercado de este postre tan veraniego. Helados que tienen una historia propia y que llega con la intención de ser para todos los públicos.

Esto incluye, por supuesto, a veganos y celíacos. Y es que esta empresa ha conseguido crear estas cremas heladas con 100% ingredientes naturales, sin gluten y sin productos de origen animal. Esto significa que son halados aptos tanto para vegetarianos, como para veganos e incluso para celíacos.

Helados sostenibles

Esta startup española se llama Pink Albatross y ha elaborado un helado inclusivo elaborado con ingredientes mínimamente procesados de origen vegetal pensados para todas las personas que intentan reducir el consumo de ingredientes artificiales.

Además, la empresa es respetuosa con la naturaleza de cada componente y no utiliza ni conservantes ni colorantes, ni aditivos, en ninguno de sus productos. Una forma más sostenible de fabricar un producto que, año a año, aumenta su consumo durante los meses con temperaturas más elevadas en España.

Sello español

La fabrica de Pink Albatross se encuentra en Ávila, donde se fabrican este tipo de helados inclusivos, compuestos por entre siete y nueve ingredientes cada uno.

En ellos destacan nutritivas frutas como el mango o el coco, cítricos como la lima y leches vegetales como la leche de coco o anacardos. Los cinco primeros sabores con los que sale al mercado son chocolate negro, avellana, caramelo, straccia-coco y mango tropical.

Elaboración artesanal

El gran secreto de los helados inclusivos es que cuentan con la garantía que en la startup definen como plant-based. Esto signfica que contienen ingredientes de origen vegetal y con una elaboración artesanal, como la producción de la leche de anacardos o de coco, las grasas vegetales de cultivo ecológico, así como otros ingredientes como el azúcar.

 “Tras varios meses de trabajo, hemos conseguido hacer tangible el producto que se identifica con nuestra filosofía. Si un ingrediente o el origen de este no se puede dibujar o tiene un nombre impronunciable, nunca estará en nuestros helados” comentan desde la empresa. Una interesante propuesta para consumir este postre de una manera más natural y sostenible.