Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
'La maja vestida' (1800-1807), de Goya / MUSEO NACIONAL DEL PRADO

Goya en Basilea: el genio absoluto

La Fundación Beyeler expone hasta el próximo 23 de enero la mayor muestra del pintor aragonés fuera de España

8 min

Goya lo pintó todo, al menos todo aquello que quiso. Todopoderosos y peleles, personajes grotescos y atormentados, majas y brujas, escenas costumbristas o históricas, autorretratos, bodegones, pinturas religiosas y profanas o inquietantes escenas imaginadas desde sus más íntimos y privados pensamientos. Fue un documentalista de la época que le tocó vivir y lo hizo con una voz pictórica única que aún hoy sigue fascinando y provocando. La Fundación Beyeler de Basilea expone hasta el 23 de enero la mayor muestra del artista aragonés fuera de España.

“Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828) ocupa una posición ambigua en los umbrales de la modernidad: es uno de los últimos grandes maestros en la tradición europea de los pintores de cámara y, al mismo tiempo, es el creador de enigmáticos y perturbadores cuadros que realiza en una esfera de libertad artística creada por él mismo”, explica el comisario de la exposición Martin Schwander.

El Aquelarre, 1797-1798 / MUSEO LÁZARO GALDIANO
El Aquelarre, 1797-1798 / MUSEO LÁZARO GALDIANO

Referente para Delacroix y Picasso

Su legado va mucho más allá de su ingente trabajo. Su ingenio y creatividad llevan 200 años siendo un referente fundamental para varias generaciones de artistas. Delacroix, Manet, Francis Bacon, Joan Miró y el mismísimo Pablo Picasso encontraron en su obra inspiración, pero también “un desafío estético e intelectual”. “Goya es un artista controvertido cuyas obras no han perdido ni un ápice de su capacidad de provocación desde que fueran creadas”, apuntan Schwander y Sam Keller.

La institución suiza exhibe, en esta ambiciosa muestra, su extraordinaria forma de concebir el arte, desde la rebeldía y el individualismo, conformando así un universo pictórico único, complejo y fascinante.

María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, XIII duquesa de Alba, 1795 / FUNDACIÓN CASA DE ALBA
María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, XIII duquesa de Alba, 1795 / FUNDACIÓN CASA DE ALBA

‘Goya’, una exposición histórica

Parece que las grandes exposiciones no tienen los días contados como vaticinaban algunos. Aunque no ha sido un camino fácil, llega con un año de retraso sobre la fecha inicial. El magnífico edificio, diseñado por Renzo Piano para la fundación suiza, acoge en sus salas alrededor de 70 pinturas y cerca de un centenar de dibujos y grabados que recorren 60 años de su dilatada trayectoria artística.

Organizada en colaboración con el Museo Nacional del Prado, esta vasta antología ha contado con valiosísimas aportaciones procedentes de las más prestigiosas instituciones nacionales e internacionales como el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, la Fundación Lázaro Galdiano y la de la Casa de Alba, el Museo del Louvre, el Metropolitano de Nueva York, la National Gallery londinense y la Galería de los Uffizi de Florencia.

Vuelo de brujas, 1797-1798 / MUSEO NACIONAL DEL PRADO
Vuelo de brujas, 1797-1798 / MUSEO NACIONAL DEL PRADO

Duquesas, majas e igualdad en la paleta de Goya

Se exhiben también algunos préstamos de coleccionistas privados que, en contadas ocasiones, se dejan contemplar por otros ojos que no sean los de sus afortunados propietarios. Tal es el caso de una serie de ocho imágenes de género pertenecientes a la Colección del Marqués de la Romana que, de momento, se habían visto solo en una ocasión en el Prado, o los cuatro paneles de escenas costumbristas propiedad de la madrileña Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Las mujeres fueron una parte fundamental de su obra y también de su vida. Especialmente una, María del Pilar Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, la decimotercera duquesa de Alba. Fue, según cuentan, algo más que una inspiradora musa. De ella hizo numerosos cuadros y dibujos, entre ellos el retrato que realizó en 1795, una de las obras más destacadas de la exposición. Excepcionalmente juntas se podrán ver Majas en el balcón y Maja y Celestina en el balcón, ambas pintadas entre 1808 y 1812, o la icónica Maja vestida (1800-1807) que es además la imagen promocional de la exposición. Aunque los especialistas han descartado que se tratara de una dama de la nobleza, mucho se ha conjeturado sobre la misteriosa identidad de esta mujer, a la que el aragonés pintó también desnuda para los ojos del poderoso Manuel Godoy.

Antonia Zarate y Aguirre / NATIONAL GALLERY OF IRELAND
Antonia Zarate y Aguirre / NATIONAL GALLERY OF IRELAND

Una obra reflexiva de total actualidad

Pero la representación femenina en su trabajo comprende mucho más que estos cuadros decorativos. Según Manuela B. Mena Marqués, una de las mayores especialistas mundiales del maestro de Fuendetodos, “el respeto de Goya por la mujer y la consideración de su igualdad y de sus capacidades se evidencia muchas veces, desde el principio y hasta el final de su vida”. Así, por ejemplo, ellas protagonizan los dibujos de los dos primeros cuadernos que después plasmaría en los aguafuertes de los célebres Caprichos. Aunque, fiel a su compromiso crítico, representó además sus peores vicios “con la misma imparcialidad que los del hombre, y también en igualdad con ellos”.

La muestra refleja toda su trayectoria, aunque enfatiza sus años de madurez artística. Su excepcional genio y creatividad estarán aquí representados, desde su obra más temprana, su época de pintor de cámara, hasta su periodo más sombrío. De esta etapa, la exposición contará con un cuantioso número de Los desastres de la guerra (1811-1814), además de una selección de grabados de la serie Caprichos de 1799, entre los que se encuentra el famoso aguafuerte nº 43, El sueño de la razón produce monstruos. Una resignada mirada a la sin razón de las atrocidades del ser humano que se revela ante el espectador como una reflexión plenamente actual, y que “ni la razón, ni la ironía y el sarcasmo pueden combatir”.

Autorretrato, 1815 / MUSEO NACIONAL DEL PRADO
Autorretrato, 1815 / MUSEO NACIONAL DEL PRADO

Acompaña la exposición un magnífico catálogo editado en inglés, alemán y español, con textos de numerosos expertos e introducción a cargo del galardonado novelista irlandés Colm Tóibín.