Menú Buscar
La feminista 'de derechas' que presume de tener un esclavo sexual

La feminista 'de derechas' que presume de tener un esclavo sexual

Sofía Rincón mantiene un discurso opuesto a lo que denomina "feminismo hegemónico" y carga contra el el victimismo con los micromachismos: "Si la cerveza es para ti, chica, cógela"

9 min

Sofía Rincón (Madrid, 1994) es una artista multidisciplinar. Saltó a la fama por componer una canción de rap en el que calificaba al líder de Vox, Santiago Abascal, de “semental”. La han tildado de ser de derechas, pero para ella esta posición política es solo una performance: “di que lo eres solo por joder".

--Le llaman antifeminista…

Lo sé. Pero no lo soy.

--¿Quiénes son sus referentes en el mundo feminista?

Mis referentes no son feministas, sino mujeres referente. Y es algo muy personal. Normalmente los referentes de uno suelen ser con figuras con algunos puntos comunes con tus aspiraciones. Me gusta muchísimo Margaret Thatcher, Ayn Rand, Madame Pompadour me vuelve loca... o la escritora Iris Murdoch. Pero entre mis grandes influencias, independientemente del sexo, está Ingemar During, Philippe Sollers, Nicolás Gómez Dávila y Antoine de Rivarol.

--¿Se considera feminista de derechas?

He iniciado un movimiento que se llama la derecha como performance porque, ahora mismo, cuando alguien dice que es de derechas la gente salga como en el siglo XIX cuando se llamaba la palabra teta. Siempre ha habido las puritanas que se escandalizaban. Da igual que no seas de derechas, la reivindico como performance, di que lo eres solo por joder. Cuando la gente de derechas e izquierda pueda dialogar tranquilamente sin escandalizarse la performance habrá terminado.

--¿Este cainismo solo se da en España?

En España se acentúa porque tenemos unas heridas muy grandes. Una herida fratricida y arraigada. Pero en general en Occidente la extrapolación de los conceptos es lo que está en el orden del día

--¿Cuál cree que es el error del feminismo al que usted llama hegemónico?

Ser identitarista y colectivista. A mí me da igual el género o la raza cuando hablo con una persona. ¿Desde cuándo la sociedad ha avanzando censurando? Tienes que permitir a la gente que dude de sus convicciones porque si no se produce una estancamiento intelectual.

--¿Qué hiciste por el 8M?

Ir a currar.

--Y sobre los dos buses de Hazte Oír, ¿qué opina?

Creo que lo joden todo. Los medios se apropian de ese hecho y lo extrapolan a toda la gente. Yo estoy intentando que haya un diálogo entre las dos Españas y esta gente solo busca provocar para que se hable de ellos. Perjudica porque no intentan dar un mensaje bien intencionado, solo intentan crispar y de forma carente de humor. Solo genera odio en el estado más puro. 

--¿Y de la ley de violencia de género?

Cualquier ley que establezca sesgos en base al género, la piel o la sexualidad de alguien es una ley repudiable.

--¿Y de la prostitución?

Debería ser bien regulada. No es algo fácil de delucidar. Hay que regular bien para que las mafias no pueden continuar con sus crímenes, pero que las mujeres que lo quieran hacer libremente pueden.

--El porcentaje de mujeres que lo hacen libremente es muy bajo.

Sí. Pero es un trabajo. Quizás es una mujer que está atravesando un mal momento económico y ejercer la prostitución le ayuda a pagar las facturas. No podemos dejar que el puritanismo se meta en la vida personal de la gente. Yo no creo en eso de que lo personal es político. 

--¿Qué lucha tiene todavía que librar el feminismo?

En Occidente, poder vivir tranquilas. Sin colectivos que les digan lo que tienen que pensar. En Occidente no estamos en peligro de muerte; solo queda la autorrealización personal de las mujeres. Si realmente se quiere luchar por esta causa en lugar de hablar de micromachismos se debe hablar con todas esas mujeres que sí tienen problemas de verdad, como las mujeres lapidadas por adulterio... ¿Dónde están las feministas? Si me dices que tu mayor problema en la vida es que le sirven la cerveza a tu novio y a ti no, francamente, eres una pija. Pues si la cerveza es para ti, chica, cógela. Yo escucho historias de mujeres en la India o Arabia Saudí y se me ponen los pelos de punto cuando una mujer aquí dice que es el adalid del feminismo y habla de estas tonterías. 

--Hiciste una canción sobre Vox. ¿Cree que es un partido constitucionalista?

No estoy de acuerdo en todo con Vox, por ejemplo que el cambio de sexo para los transexuales no entre en la Seguridad Social. Pero me llevo muy bien con gente del partido. Hice el rap para reírme de todo. Con razón o sin ella, Vox es un partido absolutamente demonizado. Hay que hacer humor, como el que hice yo con el rap.

--Y el colectivismo que critica a las feministas hegemónicas ¿no hay también un punto en Vox con la bandera de España?

En algunos puntos sí. También creo que han adoptado la bandera de España porque hoy día por llevarla te llaman facha. Comenzó siendo algo performático pero puede tener algo nacionalista. Pero yo no pincho ni corto en Vox. 

--¿Qué le parece el feminismo liberal de Cs?

Solo quieren excusarse, pedir perdón, y decir que ellos también son feministas. Están cometiendo un error, que digan lo que piensen y punto. Pero el mensaje que llega es que intentan justificarse.

Rincón

Sofía Rincón junto a su esclavo sexual

--¿Es verdad que tiene un esclavo sexual?

El BDSM son prácticas sexuales no convencionales. Si tienes unas apetencias sexuales puedes consensuadamente con tu pareja ver las prácticas que te gustan y llevarlas a cabo. Es mucho más normal de lo que parece. Es vistoso porque hay el factor de la violencia, pero la forma de vivir como tirar la basura, etc. somos una pareja normal con estos gustos sexuales. El otro día, por ejemplo, le puse contra el sofá, le agarré del pelo y con toda mi fuerza le azoté y le dejé marcas. Nos gusta a los dos. El BSDM lo extrapolamos en otros aspectos, como por ejemplo yo no entro en un sitio sin que él me abra la puerta. Yo no toco nada con las manos...

--¿No es una forma de hembrismo en lugar de feminismo?

No, porque es consensuado. Tampoco sería machista si fuera un hombre que tuviera un esclavo. Yo soy así, dominante. Tenemos una palabra, que es inútil, que le permite a él rebelarse y dominar. Todo se habla y todavía no hemos tenido ninguna discusión. 

--¿Cómo descubriste que le gustaba?

Fue algo muy gradual, de años. No entendía lo que me pasaba hasta que leí por Catherine Robbe-Grillet. Esta mujer lo explica. De repente lo entendí todo. Siempre reprimía mis impulsos sexuales, como los azotes en el culo (spanking) o arañar la espalda, pero no como en las películas sino con gotitas de sangre... Ese tipo de cosas no entendí a qué se debían hasta que di con esta mujer. Entendí lo que me pasaba. Era, sencillamente, mis gustos sexuales.