Menú Buscar
La actriz Asunción Balaguer / EFE

Fallece la actriz catalana Asunción Balaguer a los 94 años

La viuda de Paco Rabal se subió por primera vez a un escenario con apenas 13 años

23.11.2019 11:01 h.
3 min

La actriz catalana Asunción Balaguer ha fallecido a los 94 años como consecuencia de un fallo multiorgánico, según ha informado la Fundación AISGE en un comunicado.

La intérprete se encontraba en el hospital madrileño de la Fuentefría (Cercedilla) tras haber sufrido un ictus en su domicilio de Alpedrete (Madrid), donde residía desde principios de los 80 en compañía de su marido, el actor Paco Rabal, fallecido en 2001. Balaguer celebró su último cumpleaños el pasado 8 de noviembre. 

El velatorio tendrá lugar en el tanatorio de Collado Villalba y posteriormente su cuerpo será incinerado. Sus dos hijos Benito y Teresa, frutos de su matrimonio con Rabal, trasladarán las cenizas de la actriz a Águilas (Murcia) donde están depositadas las de Rabal.

Una larga trayectoria

Nacida en Manresa (Barcelona) en 1925, Balaguer se subió por primera vez a un escenario a los trece años para representar la función Santa Teresa de Jesús a cargo del Institut del Teatre. Después, se trasladó a la capital madrileña donde conoció a Paco Rabal cuando éste se incorporó a la compañía Lope de Vega.

Durante más de su medio siglo de matrimonio, la actriz relegó en parte su faceta interpretativa hasta que enviudó, a los 75 años, y decidió retomar la vida artística.

Entre 2010 y 2013 obtuvo cuatro premios consecutivos de la Unión de Actores. Además, en 2012, la revista Teleprograma distinguió toda una vida de dedicación al oficio con el TP de Oro y un año después recogería el Premio Max a la actriz de reparto por el musical Follies.

Sin embargo, el éxito de su carrera artística se lo dio el reconocimiento de la Fundación AISGE en 2010 galardonándola con el Premio Actúa por su "prolongada y fructífera trayectoria". Fue entonces cuando, con el trofeo alzado, confesó que regresó a la interpretación porque su vida le "aburría". "No me gustaba siendo yo misma y deseaba hacer de otras personas. Este es el trabajo más hermoso, entre otras cosas porque no te aburre. Si volviera a nacer, volvería a ser actriz. Y me gustaría tener otra vida, ¿eh?", destacaba Balaguer tras recibir el premio.