Menú Buscar
Fábrica de cerveza / PIXABAY

¿Por qué hacer una visita a la Fábrica de San Miguel en Lleida?

Este centro produce más de dos millones de hectolitros de cerveza al año

3 min

La Fábrica de San Miguel de Lleida es una de las más productivas dentro del Grupo Mahou-San Miguel. Su origen se remonta al año 1957, por lo que la respaldan más de 60 años de experiencia en el sector y una capacidad productiva intachable. En la última década, y con una crisis económica de por medio, esta fábrica ha conseguido mantener un rendimiento del 95% del total de su capacidad, lo que se traduce en una producción anual de más de dos millones de hectolitros de cerveza. 

El centro de Lleida tiene el honor de representar el nacimiento de San Miguel en España. Fue aquí donde la compañía instaló su primera fábrica, que en 1957, un año después de su construcción, envasó la primera cerveza San Miguel. Actualmente, este centro destaca por ser un lugar de producción moderno en el que se combina la tradición cervecera con su interés en los avances tecnológicos y el impulso de políticas de I+D. Sus instalaciones y garantías técnicas responden a una superficie de 165.000 metros, con cuatro líneas de envasado multiformato y más de 6.000 metros cuadrados de almacén, lo que acaban por convertirla en una fábrica totalmente capacitada para la producción de una cerveza de calidad.

Visitas a la fábrica

Cada año, más de 6.000 personas visitan las fábricas del Grupo Mahou-San Miguel en España gracias a unos completos circuitos que muestran al más mínimo detalle el proceso de elaboración de la cerveza. Entre los puntos más destacables, durante el recorrido se garantiza una visita guiada por los diferentes departamentos del centro de elaboración, desde la sala de cocción, pasando por la bodega, donde se produce la fermentación, hasta llegar finalmente a la nave donde se envasa el producto.

 

Maridatge de cerveses 🍺@sanmiguel_es

Una publicación compartida de ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀L'ANNA (@annaiglesiaas) el

Posteriormente se continúa por un espacio en el que se recrea la historia de San Miguel en un viaje al pasado en el que se deja patente la filosofía de la marca. Por último, los visitantes son invitados a una degustación de la amplia gama de productos del grupo, completando así una experiencia única que merece la pena vivir.