Menú Buscar
Retrato de Laia Abril durante la rueda de prensa de la inauguración de su exposición 'On abortion'

Los peligros del aborto ilegal se exponen en Barcelona

La muestra de Laia Abril, ganadora del premio de fotografía Madame Figaro-Arles, es el primer capítulo de un macroproyecto centrado en la misoginia

28.03.2019 00:00 h.
9 min

Cada año, 47.000 mujeres de todo el mundo pierden la vida por la falta de acceso al aborto. Este es el primer dato que se debería saber si se quiere visitar la exposición On abortion, una muestra donde la fotografía, el texto, los archivos de audio y el vídeo se conjugan para arrojar luz sobre un tema ampliamente silenciado, reprobado por muchos y, en ocasiones, ilegal.

Este es el primer capítulo de una serie de exposiciones que se engloban dentro del proyecto de investigación visual Una historia de la misoginia --"que no La historia", como deja bien claro su autora, Laia Abril: "Esta es la que yo he conocido y la que puedo explicar"--. La muestra ha sido galardonada, entre otros, con el premio de fotografía Madame Figaro-Arles, ha visitado cerca de una decena de países y ahora, por primera vez en España, abre sus puertas en Barcelona para acercar a quien la quiera conocer esta dura realidad. 

Laia Abril durante la rueda de prensa de la inauguración de su exposición 'On abortion'

Laia Abril (c) durante la rueda de prensa de la inauguración de su exposición 'On abortion' / LENA PRIETO

Por primera vez en España

La galería está disponible en la Fundación Foto Colectania hasta el 9 de junio. Es la primera vez que esta asociación cede todo el espacio de su sede a una exposición monográfica de un autor joven español y lo hace tanto por el fuerte componente social del tema como por la profundidad con la que Abril lo ha trabajado. La fotógrafa, periodista de estudios, es conocida por visibilizar temas comúnmente silenciados --muchos de ellos, relacionados con la feminidad-- de un modo sincero y "valiente", incluso puede que con crudeza, en algunos momentos. 

exposicion on abortion

Una silla de obstetricia delante de noticias sobre abortos en periódicos internacionales, en la exposición 'On abortion' de Laia Abril / LENA PRIETO

En esta ocasión, no iba a ser menos. Asalta el problema de la restricción del acceso al aborto y de las prácticas ilegales de interrupción del embarazo desde una perspectiva "poliédrica", como la han denominado desde Foto Colectania: antiguas herramientas que los médicos usaban para practicar abortos, testimonios de mujeres que han interrumpido su embarazo de forma ilegal, anuncios de periódicos de países donde abortar es delito y que ofrecen estas prácticas con más o menos disimulo léxico, imágenes de mujeres fallecidas por estas causas e incluso un archivo de audio con amenazas a una integrante de un equipo médico que realiza, de forma legal, estos procedimientos. 

Una exposición contra el "miedo"

Laia Abril reconoce que en varias ocasiones le han preguntado por qué ha decidido realizar esta exposición ahora si, en realidad, la historia del aborto no es en absoluto una novedad. "Yo les contesto: ¿cómo no lo voy a hacer ahora?", defiende la autora, quien asegura que esta es la consecuencia del "miedo" a las leyes sobre la reproducción y restrictivas con la interrupción de este proceso.

Laia Abril durante la rueda de prensa de la inauguración de su exposición 'On abortion'

Laia Abril durante la rueda de prensa de la inauguración de su exposición 'On abortion' / LENA PRIETO

Hubo un precedente claro que la hizo encaminarse hacia esta dirección: la propuesta de Ley del Aborto surgida en 2013. Asegura que cuando Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos fue "consciente de las consecuencias directas que una decisión así tiene sobre las mujeres y sus derechos" ya que asegura que el mayor o menor acceso al aborto está intrínsecamente ligado a las tendencias políticas. 

La historia es actualidad

La misma razón que los curiosos esgrimen para preguntar el porqué de su exposición es la que Abril utiliza para defenderse. En la muestra conviven objetos históricos, noticias antiguas y relatos actuales de una forma consciente e incluso buscada por la sencilla razón de que "lo que pensamos que es parte de la historia del aborto, en realidad, sigue siendo actual, no es tan del pasado como pueda parecer". Sin ir más lejos, señala a las tres mujeres salvadoreñas que fueron excarceladas a principios de marzo después de pasar varios años en la cárcel por practicarse e incluso por sufrir abortos. También llama la atención una fotografía que considera "muy importante" para comprender la actualidad de la temática: una maraña de hierbas y plásticos que fueron encontrados en el interior del útero de una mujer en África. "Puede parecer un método muy antiguo, pero no: la foto es de 2002".

Varias fotografías expuestas en la exposición 'On abortion' / LENA PRIETO

Varias fotografías expuestas en la exposición 'On abortion' / LENA PRIETO

Las historias a las que da voz esta investigación visual, que ha contado con la colaboración de la Fundación Banc Sabadell y con cesiones del fondo del Museo de Historia de la Medicina de Cataluña, proceden, en gran medida, de países de África y de Sudamérica; pero algunas se encuentran más cerca de lo que se puede pensar en un primer momento. Algunas de las mujeres que aparecen en los documentos expuestos proceden de Polonia, uno de los países con leyes abortivas más restrictivas del mundo --solo realizan abortos en los tres mínimos decretados por la ONU: problemas en la formación del feto, embarazo por violación y cuando la vida de la madre está en riesgo--. E incluso muestra un caso en Italia, un país marcado por la religiosidad.

Confesión de un aborto

En una sala apartada, a oscuras, se encuentra una banqueta de rezo como las que se encuentran en las iglesias. Frente a ella, una pantalla dividida en dos, en la que va apareciendo la traducción --en castellano y en inglés-- de una confesión de una chica italiana, en Bolonia, que se escucha a través de los altavoces. Hasta 2016, el único representante de la iglesia que podía absolver a una mujer por abortar era el propio Papa. A partir de noviembre de ese año, los curas asumieron esta potestad, otorgada por el Papa Francisco, aunque no todos se tomaban las confesiones de la misma forma. Abril explica que consiguieron tres grabaciones de estos hechos; ha decidido exponer la más moderada.

Laia Abril durante la rueda de prensa de la inauguración de su exposición 'On abortion'

Laia Abril durante la rueda de prensa de la inauguración de su exposición 'On abortion'

Laia Abril ya está trabajando en la segunda parte de esta "posible" trilogía. El capítulo dos de A history of misogyny se centrará en casos de violación a mujeres y prevé que pueda presentarlo en febrero del año próximo. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información