Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de banderas independentistas en el Palau de la Música para Sant Esteve / CG

Las esteladas arruinan un brillante concierto de Sant Esteve

Los coros del Palau de la Música se han reencontrado tras dos años de pandemia, a un alto nivel musical, con un final deslucido por gritos de “independencia”

4 min

El tradicional Concierto de Sant Esteve del Palau de la Música Catalana de Barcelona mantiene el alto nivel de años anteriores, aunque queda deslucido por la politización durante El cant de la senyera. Esta obra de Lluís Millet era la encargada de cerrar este evento navideño único en Cataluña, pero los coros jóvenes del anfiteatro y algunos de los espectadores han aprovechado la ocasión para ondear esteladas y gritar, al acabar la pieza, “independencia”.

En el escenario, de forma minoritaria, uno de los integrantes también ha mostrado esta insignia del independentismo catalán. No obstante, el resto del concierto ha sido realmente excepcional. El coro joven, el de chicas, el infantil, el de medianos y el de pequeños, el de cámara del Palau y el Orfeó Català han actuado por primera vez en casi dos años de pandemia de forma conjunta este 26 de diciembre.

Final Concert Sant Esteve 2021

Segundo ‘Magnificat’

Una de las sorpresas de este año ha venido de la mano de los coros joven, de chicas y de cámara, junto por supuesto al Orfeó Català, que han salido junto a los cinco instrumentos de viento. Dos trompetas, una trompa, un trombón y una tuba han rememorado la segunda parte el Magnificat de Marc Timón, que sonó durante el iluminado de la estrella de la madre de Dios en la Sagrada Familia el 8 de diciembre.

Bajo la dirección de Simon Halsey (Londres, 1958), como encargado del ámbito artístico de todos los coros del Palau de la Música, se ha presentado una escena de unión musical tras casi dos duros años de pandemia. “Los temas del programa son unión, paz en la tierra y una buena muestra de la música tradicional y nueva producción catalana”, explicaba el maestro durante la presentación del concierto.

“Unión” y familiares

Las entradas ya estaban vendidas desde verano. Es lo que suele pasar cada año para el Concierto de Sant Esteve. Entre otras cosas por la cantidad de coristas y músicos que lo realizan, y los familiares que los vienen a ver. Esto lo convierte en una reunión navideña particular, en la que se han dejado entre ver las ideologías como en toda propia comida de estas fiestas con las esteladas y los gritos de independencia.

El programa iba de unión tras la pandemia y, exceptuando el final, se ha cumplido. Los estrenos de la primera parte del Magnificat de Marc Timón, Naixement al Palau de Anna Campmany y En les nits de desembre de Josep Ollé i Sabaté, han dado el broche a este 26 de diciembre, con esa música que se vio aparcada en marzo de 2020 y que ahora ha vuelto con nuevas interpretaciones y propuestas para los barceloneses.