Menú Buscar
Emilia Clarke cómo Daenerys Targaryen en una de las escenas más icónicas de 'Juego de Tronos', cuándo nacen sus dragones.

Emilia Clarke nunca ha usado un doble cuando Daenerys se desnuda en ‘Juego de Tronos’

La actriz relata que las escenas son complicadas, pero que gracias a la “magia de los efectos” se ha sentido cómoda en las escenas integrales de la sexta temporada

Redacción
3 min

Todas las veces que Daenerys Targaryen ha aparecido desnuda ante la cámara a lo largo de las seis temporadas de Juego de Tronos (y no han sido pocas), la madre de los dragones era ella misma. Es decir, Emilia Clarke. La actriz ha confirmado a Entertainment Weekly que nunca ha usado un doble de cuerpo en las escenas integrales y subidas de tono de la archifamosa serie, a pesar de que algunas de ellas han sido duras de filmar.

De esta forma, evita las críticas que recibió su compañera de rodaje Lena Headley, más conocida como Cersei Lannister, a la hora de rodar el final de la quinta temporada. No fue ella quien se paseó como Dios la trajo al mundo por Dubrovnik, más conocida en la serie como Desembarco del Rey.

Efectos especiales

Clarke habló de uno de los momentos icónicos de la saga, cuando nacen sus dragones en la primera temporada. En el montaje final se ve a la Khaleesi salir del fuego viva y rodeada de las criaturas mágicas. Y desnuda, muy desnuda. El rodaje se hizo en un acantilado, por lo que fue muy público y corría el riesgo de acabar en las redes sociales --para el paseo de la pecadora de Cersei, los productores contrataron a 200 guardias de seguridad y prohibieron los dispositivos móviles--.

“Quitarme la ropa nunca ha sido una cuestión sencilla, pero gracias a la magia de los efectos [esta temporada] no he tenido que hacer lo mismo que en la primera temporada y subir a un acantilado”, manifestó Clarke a la publicación estadounidense.

Escenas en España

Daenerys se queda en la sexta temporada en paños menores en el Templo de Dosh Khaleen. Allí le quitan la ropa que lleva puesta y se la queman (ella no arde, por suerte) para vestirla igual que el resto de las viudas. Esa escena se filmó en unos estudios de Belfast, mientras que la producción se trasladó a España para grabar el camino que recorre el clan Dothraki. Pasó por El Chorrillo de Sierra Alhamilla, en Almería, y el parque natural de las Bardenas Reales de Navarra.

La última vez que Clarke se tuvo que desnudar en Juego de Tronos fue en la tercera temporada.