Menú Buscar
El Señor Martín, el restaurante donde acusación y defensa en el Supremo se sientan a la mesa

El Señor Martín, el restaurante donde acusación y defensa en el Supremo se sientan a la mesa

Las discretas instalaciones de este restaurante con vistas a la Plaza de la Villa de París han albergado conversaciones de políticos y magistrados de todas las tendencias

28.04.2019 00:00 h.
8 min

A escasos 200 metros del Tribunal Supremo se encuentra El Señor Martín, un restaurante de pescados en el que confluyen políticos, abogados y aquellos columnistas y cronistas que pueden permitírselo. Se trata de un local de cocina tradicional muy frecuentado por los círculos de poder de Madrid y que, desde este febrero, con el inicio del juicio al procés, ha sido descubierto por las élites catalanas en su desembarco a la capital.

Las discretas instalaciones de este restaurante con vistas a la Plaza de la Villa de París han albergado conversaciones de la plana mayor del Partido Popular, del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy junto a un reducido grupo de periodistas meses después de la moción de censura y, más recientemente, de la exjefa de protocolo de la Generalitat Anna Teixidor y su abogada antes de declarar como testigo en la sala segunda del Supremo. También ha recibido la visita del quien fue el chef más valorado del mundo durante años con su restaurante El Bulli, Ferran Adrià.

Otros de sus habituales comensales son magistados de la Audiencia Nacional o diplomáticos de las distintas embajadas que se ubican en la zona. Y es que el enclave de El Señor Martín conforma un triángulo con la sede del PP en la calle Génova, las más altas instituciones judiciales y la Plaza de Colón, con el emblemático Paseo de la Castellana donde se encuentran algunas de las principales embajadas, como la de Alemania, Noruega o Finlandia. Está en el centro neurálgico del poder de la capital. 

Captura de pantalla 2019 04 26 a la(s) 18.50.27

Madrid, segundo puerto de España

Una de las primeras frases que oye un residente de fuera de Madrid en boca de los madrileños y amantes de la gastronomía cuando llega a la capital es que “Madrid es el segundo puerto de España”, por la calidad del pescado que se sirve en muchos de sus restaurantes. El Señor Martín hace gala de ello, ya que su nombre alude a un pez: “Cuenta la leyenda que en las costas vascofrancesas existía un enamorado del sabor del san Pedro. Monsieur Martin, en su viaje gastronómico por los principales restaurantes de esta sabrosa costa, siempre escogía en sus comidas este pescado, por lo que terminaron llamando al pez con su nombre”, explican desde el restaurante en su página web. 

Antes de su apertura en General Castaños, los dueños regentaban una pescadería en el Mercado de Chamberí. Su diseño basado en showcookings con prestigiosos chef y catas de pescado y vino revolucionó el sector. Su apuesta fue compensada y desde sus inicios han cosechado diversos galardones, como el premio INNOVA al mejor comercio de la Comunidad de Madrid, con el Premio AECOC a la pescadería más innovadora en el Congreso del Mar de Vigo y la Mención de Honor de la Guía Metrópoli a la Mejor Tienda Gastronómica de Madrid.

Su progreso ha sido imparable desde que empezaron en 2009. En 2012 inauguraron un gran expositor en el Mercado de San Miguel, donde se permite a los comensales seleccionar el pescado que desean para que se lo cocinen al instante. Y, en 2018, “cumplieron su sueño”, que es ofrecer los mejores pescados de las costas españolas en el restaurante El Señor Martín. 

Platos estrella

La carta del Señor Martín no es accesible a todos los bolsillos. Se trata de uno de los locales más caros de una zona no solo frecuentada por políticos, magistrados y diplomáticos, sino también por periodistas y empleados de empresa. Sus elevados precios se deben a su alta reputación así como a su oferta gastronómica pero, pretendiéndolo o no, actúan también como filtro en la selección de clientes. Quienes no pueden permitírselo acuden a los restaurantes colindantes y, de este modo, figuras destacadas de la vida pública encuentran un oasis de discreción alejado de las miradas de curiosos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Verdinas con bogavante ... y un delicado tinto de la Toscana. Porque queremos demostrarte que con el pescado tenemos otras opciones más allá del blanco. Y un guiso como éste, con la melosidad de la verdina y la potencia de este crustáceo, nos pide un vino con cierta presencia, como este Malakai 2013, seleccionado por nuestro sumiller, Patrick Fonseca. Elaborado con syrah, sangiovese y cabernet franc, es un vino muy dinámico y respetuoso, sin aristas, que conjuga a la perfección con nuestra recomendación de cuchara. #guisosmarineros #restaurante #pescado #marisco #bogavante #calidad #producto #armonias #tintoconpescado #verdinas

Una publicación compartida de El Señor Martín (@elsrmartinrest) el

Algunos de sus pescados más aclamados son la caballa de bayona o el rodaballo de ribeira. Por lo que respecta al marisco, muchos de sus comensales se inclinan por el carabinero de Huelva o la cigala de Isla Antilla. Y su selección de quesos, con gustos y sabores de todo el territorio, también es uno de los platos más exitosos. Los precios del pescado, que se sirven por piezas enteras cocinadas a la brasa, oscilan entre los 60 a los 85 euros. Otra de sus ofertas es la selección de vinos de sus bodegas, con más de 120 etiquetas cuidadosamente seleccionadas. 

Entre una sesión de la mañana y otra de la tarde del juicio al procés, los camareros de este restaurante han servido a los letrados y fiscales de ambos lados del proceso judicial. Hay incluso quien afirma que a menudo se les puede encontrar en las mesas más cercanas, aunque una de las señas de identidad del local es la privacidad. Entre sus paredes se celebra, al fin y al cabo, una de las grandes máximas de la sociedad: la comida, y concretamente la española, acerca a todos los paladares, sean independentistas o no. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información