Menú Buscar
Vermú y aperitivo en Senyor Vermut / SENYOR VERMUT

¿Dónde tomar un buen vermú en Barcelona?

Visitar la Ciudad Condal a la hora del aperitivo es encontrarse los bares llenos de gente tomando tapas y bebiendo vermú

5 min

Si los ingleses tienen la hora del té, en Barcelona se puede decir que la hora del vermú es sagrada. La bebida que le hace la competencia a la cerveza a la hora del aperitivo está muy ligada a la Ciudad Condal. Y aunque durante un tiempo pareció caer en el olvido, en los últimos años ha vuelto a resurgir con fuerza.

Rodearse de amigos con los que compartir aperitivo y charlas es lo mejor para disfrutar del vermú. Aunque también es importante el lugar al que acudir. Desde Skyscanner nos recomiendan cinco locales en los que tomarse un buen vermú en Barcelona.

Tapas y vermú en La Fábrica del Vermutillo / LA FABRICA DEL VERMUTILLO

Tapas y vermú en La Fábrica del Vermutillo / LA FABRICA DEL VERMUTILLO

  • La Fábrica del Vermutillo (Carrer de València, 224): Bajo la tutela de los nietos del dueño de la mítica Bodega Monumental, La Fábrica del Vermutillo es, además, marca de conservas y vermús de la casa. Sus patatas fritas cuentan con verdaderos adeptos gracias a una sabrosa salsa. Las bravas han respetado la receta de los abuelos y sus banderillas son dignas de un monumento. Almejas, berberechos, navajas, mejillones y navajuelas completan la oferta del establecimiento, que ha innovado con propuestas como ‘Vermucola’, ‘Vermunight’, con ginseng y guaraná, ‘Vermutonic’, ‘Vermulemon’ y ‘Vermubeer’.
  • Senyor Vermut (Carrer de Provença, 85): Cuarenta tipos diferentes de vermú hacen de este local en el Eixample uno de los mejores para disfrutar del aperitivo en Barcelona a precios más que asequibles. El de la casa, por ejemplo, es un biodinámico de la Conca de Barberà a 1’80 euros el vaso. Para comer son indispensables sus bravas, además de las típicas ‘bombas’, anchoas, mejillones y una amplia variedad de croquetas.
  • Bar Calders (Carrer del Parlament, 25): Con varios tipos de vermús (el de la casa a tan solo 1’65 euros), el Calders es el mejor exponente del nuevo vermuteo en el barrio de El Raval. Su terraza es una de las más solicitadas y su carta, realmente apetecible: ensaladas, tostas, pizzetas, conservas y salazones, croquetas, quesos y embutidos… Lo más solicitado son sus cuatro tipos de patatas: bravas, con tres salsas y procedentes de Murcia; Sant Antoni, con queso, salsa picante y guacamole; provolone, a base de este tipo de queso, cebolla caramelizada y pipas de calabaza; y al curry romero, fritas con su propia piel.

Vermú en la terraza de Vermut & Sifó / VERMUT & SIFÓ

Vermú en la terraza de Vermut & Sifó / VERMUT & SIFÓ

  • Vermut & Sifó (Carrer de Bilbao, 18): Ostras y vermut. Suena bien, ¿verdad? Esta es una de las apuestas de este local de Poble Nou cuya dueña “dejó el mundo de la moda para llevar la moda al mundo del vermú”. Para picar, cuesta decidirse: patatas de churrero, mojama murciana con almendras, gildas, sardina ahumada, boquerones en vinagre, ensaladilla rusa, pimiento cherry relleno con queso de oveja, aliño de dados de atún con cebolla, láminas de bacalao ahumado con tomate, croquetas de la abuela, albóndigas de choco con gambas, pan gallego tostado con tomate… Y, si lo prefieres, su vermú casero es también para llevar.
  • Vermutería Lou (Carrer de l'Escorial, 3): Decir Lou es pensar en huevos estrellados con jamón y foie, plato estrella de la casa imprescindible en cualquier visita y ganador de diferentes premios. En su impoluta barra lucen las mejores materias primas para ser cocinadas al momento: zamburiñas, navajas, almejas, cigalas, carabineros, berberechos, pulpo, solomillo, chuletillas de cordero… No se quedan atrás las preparaciones caseras: tortilla de patatas, croquetas, callos con garbanzos, salmón encebollado con gambas de Palamós, bravas, trinxat, bacalao en salsa… Para beber, cómo no: vermú.