Menú Buscar
Dolores Redondo (c) recoge el 65 Premio Planeta / CG

Dolores Redondo: “He tardado seis años en escribir la novela”

La ganadora del 65 Premio Planeta afirma que retomará el personaje de la inspectora Amaia Salazar, protagonista de la Triología del Baztán, en sus próximas novelas

3 min

Dolores Redondo (San Sebastián, 1969) se emocionó la noche del sábado al subir al escenario a recoger el 65 Premio Planeta, el reconocimiento con el que siempre había soñado, según reconoció ella misma. Todo esto te daré no era la primera novela que mandó al jurado ubicado en Barcelona, pero ha conseguido un hito: pasar la criba más ambiciosa de la historia del galardón literario.

“He tardado seis años en escribir la novela”, reconoció en el encuentro con los medios posterior a la entrega de premios. El paisaje es de nuevo un elemento capital para ambientar una historia con la que la autora pretende remover la España más conservadora y tradicional a través de una novela negra que parte con el personaje de Manuel, eje de la trama, que se dirige a la Rivera Sacra para reconocer el cadáver de su marido, fallecido en un accidente de tráfico.

Relato sobre la codicia

La intriga avanza y salen a la luz elementos que hacen dudar a Manuel de que el deceso fuera azaroso, una teoría que se apuntala con el relato y la investigación. Un guardia civil que está a punto de jubilarse y un cura de unos 45 años, amigo de la infancia de su marido, le ayudan a completar el puzle de una sociedad rural en la que su familia política tiene un peso capital.

“Es ese tipo de familia que aún existe en nuestro país, que salen impunes de cualquier problema que les rodee”, indicó Redondo. Todo esto te daré es un “relato sobre la codicia y de las alianzas que se forman a su alrededor”.

La inspectora Salazar volverá

“Esta novela es un homenaje a mis primeras lecturas”, confesó. Bebe de la construcción de una familia y todo lo que implican los lazos de sangre de El Padrino de Mario Puzo y de las historias de Agatha Christie, cuyo universo consta de los asesinos más glamurosos de la historia.

Con todo, también representa un paréntesis en la Triología de Baztán. La autora señaló que el esqueleto de la historia le vino a la cabeza mientras acababa de dar forma a la investigaciones de la inspectora Amaia Salazar pero que no llevó al papel hasta que no terminó Ofrenda a la tormenta. Pero tendrá continuidad. “Volveré con Amaia Salazar, me apetece mucho”.