Menú Buscar
Cartel de la muestra 'Superhéroes con Ñ' y la entrada del Museo ABC de Madrid / FOTOMONTAJE CG

Conoce a los dibujantes españoles que se hicieron un nombre en Marvel o DC

El Museo ABC de Madrid acoge una muestra hasta el próximo 12 de junio de los trabajos de ilustradores que se han hecho un hueco en las grandes ligas del cómic

Carlos Dávalos
4 min

La llegada de los dibujantes españoles a las grandes ligas del cómic comenzó a materializarse en los años noventa, cuando un grupo de artistas españoles formado por Carlos Pacheco (Cádiz, 1961), Salvador Larroca (Valencia, 1964) y Pascual Ferry (Barcelona, 1961) logran incursionar en filial británica de Marvel. Lo hicieron de la mano de una especie de intermediario, Gavin Rodríguez, que les había hecho llegar un portafolio con parte de su trabajo a los responsables de la editorial.

Pocos meses después, cuando la sede de Inglaterra cerró, los dibujantes pasaron a la plantilla estadounidense. Allí consiguieron que los editores americanos se fijaran en el trabajo de los dibujantes hispanos.

Muestra en EEUU

La muestra Superhéroes con Ñ, los dibujantes españoles que triunfan en Estados Unidos, recoge el trabajo discreto y poco conocido de un grupo de ilustradores que, con sus dibujos, han logrado entretener a los seguidores del cómic por todo el mundo.

Aunque el trabajo es amplio y heterogéneo, la muestra intenta hacer un recorrido cronológico por el cómic americano hecho por españoles. Si bien los dibujantes del llamado “desembarco” fueron los encargados de internacionalizar a los autores españoles, no fueron los primeros.

Pioneros

En la muestra se hace una referencia a los verdaderos pioneros, autores que llegaron a trabajar para DC o Marvel antes de que aquello se popularizara. Es posible ver los dibujos de Rafael López Espí (Barcelona, 1937), que hizo las portadas para Ediciones Vértice, la primera en publicar los superhéroes en España durante los años setenta.

 A El gran desembarco de los años noventa, le siguieron la denominada Generación Laberinto, quienes a pesar de no tener el éxito comercial de sus predecesores, demostró que había una cantera importante entre los dibujantes españoles.

47 autores

Aquí se puede mencionar a Jesús Merino (Cádiz, 1965), Ángel Unzueta (Gipuzkoa, 1969), o Ramón F. Bachs (Barcelona, 1973). El grueso de la exposición está formado por un grupo de dibujantes heterogéneos como Miguel Ángel Sepúlveda, Jesús Saiz (Albacete, 1973), David Aja (Valladolid, 1977), Pepe Larraz (Madrid, 1981), o Natacha Bustos (Ibiza, 1981) la más reciente incorporación de Marvel y la segunda mujer después de Emma Ríos (Galicia, 1976).

En total son 47 los autores expuestos en la muestra comisariada por Javier M. Clemente, quien ha manifestado que “a los artistas no les une un estilo característico, ni unas señas de identidad determinadas”.

Estilos

Van desde el “estilo de superhéroes clásico, más genuino, de Carlos Pacheco, a la espontaneidad costumbrista de Carlos Rodríguez. Del toque manga e indie de David Lafuente (Gijón, 1982) al diseño sofisticado de David Aja. De la espectacularidad cinematográfica de Pepe Larraz, a la narrativa clarividente de Ramón Rosanas (Badalona, 1966). Son tan diversos y al mismo tiempo tan sobresalientes que, son ejemplo de la extraordinaria variedad y calidad del cómic de superhéroes”, indica el comisario.

En la actualidad ya no hace falta acudir a la oficina de Nueva York todos los días. Muchos de ellos trabajan desde Barcelona, Valencia, o Valladolid y envían los trabajos por Internet. Las reuniones se hacen a través de Skype. Hay quienes incluso dibujan en la tableta, como es el caso de Bustos, ya que las nuevas tecnologías también han irrumpido en el sector.

La muestra está hasta el 12 de junio en el Museo ABC.