Menú Buscar
Una foto de la serie Shameless

La 'desvergonzada' novena temporada de Shameless

El éxito de la octava temporada de esta serie marca el camino de la siguiente, que se estrenará en 2019

9 min

Hay series que están, otras que vuelven y otras que, a pesar del tiempo que llevan en antena, prometen continuar. Este es el caso de Shameless, serie que acaba de terminar su octava temporada y parece que le queda fuelle para una novena. Pero, ¿cuál es el éxito de esta serie cuyo único argumento es contar las aventuras y desventuras de una familia de clase (más que) obrera en las afueras de Chicago? Quizá uno de sus secretos sea, como dice su título, que es una serie desvergonzada donde cabe todo excepto lo políticamente correcto. O es posible que, a pesar de lo alejados que están de las vivencias de una familia media, en Shameless siempre hay algo o alguien con el que te puedes sentir identificado. Bienvenidos a la familia más desestructurada, emocionante, surrealista y divertida de entre todas las que existen en la parrilla televisiva.

Shameless

Shameless es el remake de la serie del mismo nombre que se estrenó en la televisión británica en 2004. Su creador es Paul Abbott, uno de los guionistas de ficción con más éxito del Reino Unido, que en la serie cuenta los recuerdos que tiene de su infancia. La versión británica ocurre a las afueras de Manchester y, aunque llegó a 14 temporadas, solo en las tres primeras estuvo todo el elenco intacto: al final se fueron todos menos el actor que interpretaba al padre, David Threlfall.

Serie Shamless

Serie Shamless

La serie estadounidense llegó en el 2011 y, aunque en algunos aspectos no plasma la crudeza que sí que puede verse en su antecesora –como el hecho de que todos los actores sean bastante más atractivos que los británicos–, ha sabido encontrar la fórmula magistral que la ha mantenido en antena durante años. El remake americano sigue conservando esa forma tan franca y despreocupada de tratar problemas como el embarazo en menores, el alcoholismo en el padre, los reformatorios, la cárcel, la delincuencia infantil o el contrabando de sustancias. En Shameless todo vale y todo parece encajar, de forma natural, por muy duro que pueda parecer.

Reparto

A la cabeza de los integrantes de la serie se encuentra William H. Macy, ese hombre de apariencia totalmente normal y que todos recordamos como aquél que intentó ganar dinero con el secuestro de su mujer en la película 'Fargo', de la que se inspiró la serie de mismo nombre. En Shameless, Macy cambia de registro para interpretar al padre alcohólico y aprovechado que solo se acerca a sus hijos cuando necesita algo. Puede que sea difícil imaginarlo en esa tesitura y más si lo recordamos en la película 'The Cooler', donde interpretaba a un pobre gafe contratado para, a cambio de jugar a juegos gratis en el casino, sentarse al lado de otros jugadores para contagiarles su mala suerte y que ganara la casa. 

El físico de Macy lo ha llevado a hacer siempre papeles de hombre común y con poca personalidad que acaba envuelto en una red sin salida. En Shameless interpreta con una convicción aplastante al patriarca Frank Gallaguer, encargado de arruinar la vida a sus hijos y de todos los que estén cerca. Su éxito en este cambio de registro le ha llevado a conseguir, este año, su segundo premio al mejor actor de comedia por el Sindicato de Actores

El resto del casting que interpretan a los hijos Gallagher está encabezado por la actriz y cantante Emmy Rossum, la hija mayor que debe encargarse de sus hermanos después de que sus padres se fueran de casa. Al principio el papel estaba reservado para una mujer de aspecto normal, rubia y con sobrepeso, nada que ver con la esbelta Rossum que fue quien acabó haciendo suyo el papel de Fiona. Rossum tuvo que pelear por tener el mismo sueldo que el protagonista masculino, en este caso Macy, a pesar de que el mayor peso de la serie recaía sobre ella. Después de amenazar con abandonar la serie y gracias al apoyo de todos sus compañeros, incluido Macy, en esta última octava temporada consiguió el ansiado aumento. 

Serie Shamless

Serie Shamless

Participación en otras series

El resto del elenco lo forman actores jóvenes y dedicados a la causa Shameless, donde todos están tan bien en su papel que parece que los hayan sacado directamente de un barrio obrero de las afueras de Chicago. Algunos de ellos ya están demostrando su talento en otros proyectos, como Emma Kenney, la hermana adolescente que  se dejará ver en el octavo episodio de Roseanne, aquella serie que vuelve a las pantallas después de 20 años. Además, estará en el reparto de la épica película escocesa 'Robert de Bruce', de la que dicen los rumores que será más grande y apoteósica que 'Braveheart'. 

Por su lado, Cameron Monaghan, el actor que interpreta a Ian, uno de los hermanos medianos que debe luchar por aprender a ser él mismo en un lugar donde pocos lo entienden, ya ha despuntado en su papel de Jerome Valeska en la serie Gotham. Su interpretación ha sido tan aclamada que muchas voces lo señalan como serio candidato para ser el próximo Joker.

Octava temporada (atención spoiler)

Uno de los secretos de Shameless es que hemos podido crecer con sus protagonistas y vivir con ellos lo que iban eligiendo en sus vidas, a veces acertando y otras muchas equivocándose. Hemos sufrido la adicción al alcohol de Lip; los innumerables fracasos amorosos y económicos de Fiona; el diagnóstico bipolar de Ian; el embarazo de Debbie; los coqueteos con la cárcel de Carl hasta acabar queriendo ser policía o las idas y venidas de su padre, Frank, para arruinar lo poco bueno que conseguían sus hijos. Pero a pesar de todo lo malo que les pueda pasar, los Gallagher saben cómo salir adelante y resurgir de sus propias cenizas, en parte, porque siempre se han tenido los unos a los otros.

La octava temporada empieza con el final de una séptima donde los protagonistas parecían haber alcanzado la mayoría de edad tras la muerte de Mónica. En sus 12 episodios pudimos ver cómo los Gallagher iban tomando, de forma independiente, su propio camino, como si convertidos en adultos no necesitaran la ayuda del resto. Pero esto, que parecía que era la evolución normal y sana que debían tomar cada uno de los miembros de esta familia no muy bien avenida, nos ha hecho echar en falta más contacto entre ellos. Y aunque esta entrada en la edad adulta podría haber convertido a la octava temporada en la menos desvergonzada de todas las anteriores, parece que la venida de la novena nos indique que los Gallagher tienen mecha para rato y que volverán a hacer gala de su inmensa caradura. La novena promete nuevas situaciones y aventuras donde volveremos verlos caer y levantarse, y donde volverán a necesitar al resto para poder recuperarse.

La novena temporada estará en nuestras pantallas en el 2019.  Hasta entonces, tenemos 8 temporadas para disfrutar de la vida de los Gallagher, la familia menos políticamente correcta y más adictiva de toda la televisión.