Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Trabajos en el Abric Romaní de Capellades (Barcelona) donde se han encontrado los restos del campamento de neandertales cazadores de ciervos / IPHES

Descubierto un campamento de neandertales cazadores de ciervos en Capellades

El hallazgo del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social data de hace 60.000 años, durante el fin de la era glacial

3 min

Nuevo hallazgo prehistórico en Cataluña. El Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) ha descubierto en Capellades (Barcelona) un campamento de otoño o invierno de comunidades neandertales cazadores de ciervos de hace 60.000 años.

El refugio para estos ascendentes del ser humano moderno ha sido encontrado en un depósito de más de diez metros de profundidad en el Abric Romaní del municipio barcelonés. En los trabajos han participado un total de 20 arqueólogos.

Fin de la era glacial

La información recopilada por el momento por los investigadores del IPHES ha desvelado que uno de los estratos, es decir, la masa de sedimentos del subsuelo, registra el final del periodo glacial. De hecho, para poder relacionar qué animal era el que cazaban los neandertales, ha sido fundamental el hallazgo de restos de, como mínimo, tres ciervos apilados en una misma área del campamento.

Los arqueólogos, además, se remiten a las pruebas de los huesos de los tres animales para establecer la temporada del año en la que estaba ocupado el lugar por estos seres prehistóricos. El análisis de los ciervos ha desvelado que carecen del desmogado --la muda de los cuernos-- en las astas de grandes proporciones encontradas, dado que suelen mudarlas en otoño o invierno.

Herramientas y hogares

El campamento era utilizado para almacenar las piezas que cazaban, pero también para vivir durante una temporada del año. Los arqueólogos han encontrado abundantes herramientas de piedra, principalmente elaboradas sobre sílex, pero también sobre cuarzo, caliza y arenisca.

“Hemos observado una gran diversidad de métodos de talla empleados por los grupos neandertales y herramientas de piedra con bordes similares a los cuchillos de sierra actuales”, ha señalado la investigadora M. Gema Chacón. En el lugar, además, se han encontrado restos de 15 hogares, que implicarían la residencia temporal del colectivo de cazadores, y bastantes negativos de madera que son difíciles de extraer por su estado de conservación. Por ello, se ha desarrollado un programa para realizar las fotogrametrías correspondientes.