Menú Buscar
Una foto de archivo de una pareja de esquiadores verano

Deportes de montaña en verano ¿dónde ir?

Esquiar en verano es posible en los Alpes Franceses y también se puede hacer en otras regiones europeas

23.05.2018 12:43 h.
6 min

Las vacaciones de verano están casi a la vuelta de la esquina y para muchas personas es momento de clarificar intereses y formalizar reservas. Los amantes de los viajes ya habrán elegido destino y lo mismo estarán concretando los incondicionales del mar. Pero existe un grupo de población que busca alternativas distintas. Una de ellas es esquiar.

Los deportes blancos no son exclusivos de los meses de invierno. Aunque el grueso de la actividad se desarrolla entre noviembre y febrero, también es posible coger los esquíes en pleno verano sin necesidad de ir muy lejos. No estamos hablando de cambiar de hemisferio, esquiar en verano es posible en los Alpes Franceses y también se puede hacer en otras regiones europeas.

Propuestas para disfrutar de la montaña en verano

La empresa Esquiades.com, especializada en turismo de montaña, tiene ya en marcha su programa de reservas de cara a los próximos meses. Su oferta está centrada en los glaciares más representativos de las cordilleras europeas, donde existe nieve practicable casi todos los meses del año. Los programas incluyen alojamiento, forfait para llegar hasta el glacial y un conjunto de actividades.

Al margen de los glaciares, el portal promociona otros destinos de montaña en España que acaparan la atención de los visitantes en cualquier época del año. 

Alpes franceses

Esta región gala es, verano tras verano, punto de cita ineludible para miles de aficionados a los deportes blancos. A solo dos horas de avión desde España, los deportistas pueden encontrar una enorme extensión de superficie esquiable, además de instalaciones a pleno rendimiento.

Una de las zonas privilegiadas es la estación de Les Deux Alpes, donde se localizan los glaciares de la Girose y el Mont Lans. En época de verano, los trazados son algo distintos que en invierno, igual que los horarios. Aún así, hay cientos de kilómetros de pistas disponibles, así como un amplio calendario de actividades.

En la zona de los Alpes fronteriza con Italia se encuentra otro glaciar destacado, el Gran Motte, en Tignes. Entre Tignes y Val-d'Isère se extiende el conocido Espace Killy, una de las zonas más extensas y bellas del mundo para esquiar, según los expertos.

Andorra

El Principado de Andorra es un destino privilegiado para los amantes de la montaña, tanto en invierno como en verano. Aunque en periodo estival la nieve no está presente, la zona mantiene intactos sus atractivos para los amantes de la naturaleza. Al margen de las excursiones y las experiencias en la montaña, Andorra presenta una oferta termal de primer nivel. Uno de los reclamos mejor valorados es Caldea, un complejo lúdico-termal que alberga piscinas, saunas, masajes, y un completo programa lúdico envuelto de luces y cascadas.

Las ofertas para visitar Caldea incluyen alojamiento y entrada al centro, con la posibilidad de recibir algún tratamiento especializado. También pueden añadirse cenas y entradas para disfrutar del espectáculo el Cirque du Soleil. La compañía canadiense programa para el mes de julio un espectáculo al aire libre único, que combina acrobacias, naturaleza y leyenda.

Pirineo aragonés

Otro paraíso de alta montaña dentro de la península lo constituye el Pirineo aragonés. Sus más de 200 km de picos acogen 188 montañas que superan los 3.000 metros, entre ellas el Aneto, el Monte Perdido y el pico de Posets.

La zona cuenta con diversas áreas protegidas frecuentadas por excursionistas y estudiosos de la naturaleza. La más conocida es el Parque Natural de Ordesa, el macizo calcáreo más grande de Europa; otro punto de interés es el Parque Natural de Posets-Maladeta que, además del Aneto, cuenta con una decena de glaciares.

El Parque de la Sierra, los Cañones del Agua y el Parque Faunístico Lacuniacha completan la oferta del Pirineo aragonés. Allí sobreviven una treintena de osos y anidan pájaros singulares, como el quebrantahuesos, el halcón pelegrino o el águila real.

Glacier Paradise (Suiza)

Este glaciar, situado en la estación suiza de Zermatt, es otro de los lugares favoritos para la pràctica del esquí en verano. En el extremo más alto del glaciar se encuentra la Globa di Rollin, de donde parten más de una decena de pistas con 20 kilómetros esquiables. Eso sí, el desnivel es grande: alcanza los 1.000 metros.

Hintertux (Austria)

El glaciar de la estación de Hintertux es uno de los más populares en verano, principalmente por la calidad de la nieve. Aunque las aglomeraciones de esquiadores suelen ser importantes, vale la pena hacer cola para coger los telecabinas que ascienden hasta las pistas. Hintertux, además, ofrece otra particularidad: los telecabinas se encuentran en el mismo interior del pueblo.

Stelvio (Italia)

Otra propuesta para los esquiadores que no desean trasladarse muy lejos es la estación del Passo dello Stelvio, el puerto de montaña más duro del Giro de Italia. El complejo ofrece más de 20 kilómetros esquiables y normalmente solo abre en verano, porque en invierno la climatología es demasiado severa.