Menú Buscar
Cristina Morales, ganadora del Premio Nacional de Narrativa / EFE

Cristina Morales, ganadora del Premio Nacional de Narrativa, incendia los ánimos preelectorales

La escritora recibe críticas pero también apoyos por su comentario de que "es una alegría que haya fuego en vez de cafeterías abiertas", en referencia a los disturbios en Barcelona

24.10.2019 12:35 h.
4 min

¿Una "bocanada de aire fresco" o una "incendiaria"? Cristina Morales, ganadora del Premio Nacional de Narrativa, ha sembrado la polémica nada más obtener el reconocido galardón. Algunos defienden su libertad creativa y que no se someta a los paramáteros de la corrección política, mientras otros critican que, en un momento de tensión en Cataluña, ironize sobre la violencia

La galardonada dijo que “es una alegría que haya fuego en vez de cafeterías abiertas”, en referencia a los distubrios que se han producido en Barcelona los últimos días. La escritora Milena Busquets es una de las que ha salido en su defensa, pese a no compartir su opinión. De acuerdo con la escritora de También esto pasará e hija de la reconocida editora Esther Tusquets, hay que celebrar que algunos escritores sigan sin autocensurarse por mucho que sus comentarios puedan ofender. 

El jurado reconoce su trabajo

Quien le ha replicado desde el lado opuesto ha sido Albert Rivera, líder de Cs, que le ha contestado que espera "que prenda fuego al cheque de 20.000 euros del pueblo español al que odia". Todo ello ha contribuido a que Morales sea más conocido por sus polémicas declaraciones que por su trabajo. 

No obstante, el jurado valora el trabajo de la escritora en Lectura fácil por su "propuesta radical y radicalmente original que no cuenta con una genealogía en la literatura española y que destaca por la recreación de la oralidad, unos personajes extraordinarios y su lectura del contexto político en el que se desarrolla".

Un relato sobre cuatro mujeres

Lectura fácil narra la historia de cuatro mujeres, Marga, Nati, Patricia y Àngels, con vínculos familiares y origen común con diversos grados de discapacidad intelectual que comparten un piso tutelado en una Barcelona mestiza y opresiva con paro, desahucios, mentiras, okupas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y los ateneos libertarios como telón de fondo.

El título alude al movimiento de lectura fácil que nació en el centro y el norte de Europa en los años 70 en algunas bibliotecas pensando en la adaptación de clásicos para personas que tenían discapacidad intelectual y que desde entonces se ha ido ampliando a gente con otras dificultades lectoras.

Morales (Granada, 1985), licenciada en Derecho y Ciencias Políticas, es autora del libro de cuentos La merienda de las niñas (2008) y de Los combatientes (2013), un libro sobre una pequeña asamblea de indignados por el que obtuvo el Premio Injuve. En 2015 publicó Malas palabras, una novela sobre Santa Teresa de Jesús; en 2017, Terroristas modernos y en 2018 Lectura fácil, por el que ganó el Premio Herralde, siendo la más joven en conseguirlo.