Menú Buscar
Mapa de Europa / PIXABAY Un fin de semana cultural en Barcelona cuesta 215 euros

Un fin de semana cultural en Barcelona cuesta 215 euros

Barcelona es de las ciudades más baratas de Europa para pasar un fin de semana antes de las vacaciones de verano

3 min

Aunque las vacaciones de verano están cada vez más cerca, aún quedan algunos fines de semana y días festivos que se pueden aprovechar para disfrutar de una escapada. Una oportunidad ante la que Europa se presenta como la mejor opción, ya que se pueden encontrar destinos muy interesantes y económicos en la mayoría de sus países.

Pero, ¿cuáles son las ciudades europeas más baratas? Musement ha analizado cuáles son las urbes más asequibles de Europa para todos aquellos viajeros que quieran disfrutar de una última escapada sin arruinar su presupuesto para el verano, siendo Barcelona una de ellas.

Una escapada antes de verano a Barcelona

Por 215 euros se puede disfrutar de un fin de semana en la Ciudad Condal repartidos de la siguiente manera: 10 euros en atracciones, 18'50 euros en museos, 10 euros en comida, 62 euros en alojamiento, 3 euros en cerveza, 1'72 euros en café y 2'10 euros en transporte.

Entre los lugares de Barcelona que son de visita obligada destacan la Casa Batlló, Las Ramblas o La Sagrada Familia.

Estambul, la ciudad más económica

Según el estudio, Estambul es el destino más económico para viajar un fin de semana. Una escapada cultural cuesta alrededor de 121 euros por persona. Quienes se escapen a la capital turca deben visitar Santa Sofía y la Mezquita Azul, así como adentrarse en el Gran Bazar y disfrutar de un crucero por el Bósforo.

Coste de una escapada cultural en Europa / MUSEMENT

Coste de una escapada cultural en Europa / MUSEMENT

Por menos de 200 euros se puede pasar un fin de semana en Praga (160 euros), Lisboa (176 euros) y Madrid (195 euros). Las tres ciudades disponen de muchas actividades, cultura e historia. Quien se decante por Praga no se pueden perder su casco histórico, el Puente de Carlos y el teatro negro. En Lisboa son imperdibles la Torre de Belém y un paseo por el barrio de Chiado. Mientras que quien prefiera Madrid no puede dejar de visitar el Museo del Prado, el Palacio Real o la zona de Huertas.

Para presupuestos más elevados

Musement desvela que las ciudades más caras para escaparse son París y Ámsterdam, pues pasar un fin de semana cuesta de media 301 y 313 euros por persona respectivamente. La Torre Eiffel, el Arco del Triunfo o los campos Elíseos son sólo algunos de los monumentos imprescindibles de la capital francesa, una de las ciudades favoritas para los enamorados. Mientras que en Ámsterdam hay que disfrutar de los canales, visitar el museo de Vincent Van Gogh o pasear por el barrio rojo.