Menú Buscar
Gustavo Dudamel en la presentación de 'Symphony' / JC

[VÍDEO] CosmoCaixa presenta un "viaje al corazón de la música" de la mano de Gustavo Dudamel

El compositor venezolano y la Fundación Bancaria La Caixa se unen en una experiencia única para pequeños y adultos

7 min

Un viaje al corazón de la música”. Así se expresa Gustavo Dudamel en Symphony, la nueva creación del director de orquesta venezolano en asociación con el CosmoCaixa.

La experiencia inmersiva plantea un viaje a través de los sonidos de la naturaleza y también de las ciudades. Desde la selva y la costa mediterránea hasta el escenario del Gran Teatre del Liceu, pasando por Nueva York (Estados Unidos).

Experiencia en dos pasos

Los visitantes del CosmoCaixa de Barcelona podrán disfrutar desde el 15 de septiembre hasta el 8 de octubre de la batuta de Dudamel, que dirige a un centenar de músicos de la Mahler Chamber Orchestra. Se trata de dos experiencias en una. Y es que a la música se le unen las imágenes dirigidas por Igor Casellas, en dos cortometrajes, de 12 minutos cada uno; acordes que son el acompañamiento de las composiciones clásicas.

En el primero, los asistentes pueden ver como los sonidos de la naturaleza, las ciudades y los trabajadores del café pueden convertirse en piezas musicales. Una simbiosis de imagen y sonido que deja estupefactos a pequeños y adultos.

Viaje 3D

Este primer viaje por el mundo de la música acaba en pleno escenario del Liceu, donde Gustavo Dudamel recibe a los espectadores. Pero cuando se encienden las luces, empieza una nueva aventura.

En la segunda parte, los que se quieran adentrar en el mundo de Symphony van a disfrutar de una experiencia en 3D. Una combinación de imagen real filmada en 360º (live action) con la imagen generada por ordenador (CGI) y efectos visuales realizados a través de VFX. Todo ello acompañado de la orquesta que dirige el director venezolano. Un viaje al interior de los instrumentos musicales y "al alma" que ponen la guinda a un espectáculo único. 

Proyecto y Covid

La idea original del proyecto surgió hace cuatro años del Departamento de Música de la Fundación Bancaria La Caixa y a ellas se han sumado Dudamel y Casellas. En el medio, se les ha cruzado el Covid-19, que ha retrasado un poco su estreno. Y también la presentación.

Para disfrutar de esta Symphony es necesario entrar en dos pequeños tráileres de camiones, acondicionados para la ocasión y que se desplegarán en varias ciudades. Su exhibición es totalmente gratuita. Pero siempre con medidas de seguridad. El aforo será limitado a 35 personas por sesión y para el uso de las gafas los responsables ofrecen un antifaz desechable. Asimismo, los dispositivos son desinfectados entre función y función.

Gustavo Dudamel dirigiendo a la Mahler Chamber Orchestra / FUNDACIÓN LA CAIXA
Gustavo Dudamel dirigiendo a la Mahler Chamber Orchestra / FUNDACIÓN LA CAIXA

Puerta a nuevas generaciones

Pero la pandemia no ha detenido la voluntad de los responsables de la fundación de ofrecer “una oportunidad de sentir la música como nunca la han sentido”, como expresa la directora general adjunta de la Fundación La Caixa, Elisa Durán. Y lo es porque “la música es un elemento de unión, empodera el trabajo individual de cada uno de los integrantes de una orquesta y, lo más importante, un poderoso elemento de transformación social”, señala Dudamel.

El también músico asegura que Symphony “reúne estos elementos fundamentales” y lo convierte en una “puerta de entrada” para que accedan a la música clásica las nuevas generaciones”. Algo que también comparte Casellas. “Es una oportunidad para acercar al público a la música clásica”, sentencia el cineasta.

Del ruido a la armonía

Dudamel habla de un “viaje inspirador”, que va “del mar Mediterráneo de donde sale una habanera, del Nueva York que nos lleva a un tech five y del trabajo del campo a un merengue”, como reflejan las imágenes del también guionista.

Casellas admite que música​, naturaleza y ciudad hablan lenguajes diferentes, pero con las imágenes y la batuta del director de orquesta se transforma el ruido, el caos sonoro de la civilización, en la música de Beethoven de quien este año se celebra su 250 aniversario.

Tranformación

Para el director y guionista de las dos piezas audiovisuales ha supuesto un “descubrimiento”. Un viaje casi iniciático que revela que el ruido, cuando se le da un orden, se puede convertir en música. Eso es lo que intenta expresar en sus piezas para Symphony. Por su parte, el director de orquesta desea que esta fusión de tecnología, clásica e imagen, "este experimento tecnológico", descubra a un nuevo público el "poder transformador" de la música.

Pero las imágenes solo son uno de los instrumentos, junto con los de la orquesta. El hilo conductor son la Quinta y la Séptima sinfonía de Beethoven que pasan por Mahler y que desembocan en el mambo de West Side Story, “un himno para muchos jóvenes”, en palabras de Dudamel. La Fundación La Caixa ahora espera poder llevar esta experiencia a más de dos millones de personas por todo el mundo en los próximos dos años.