Menú Buscar
Xavier Sala i Martín con la portada de su libro 'Economia en colors' y la de 'Sapiens', de Yuval Noah

Así 'copia' Sala i Martín del libro 'Sapiens', de Yuval Harari

El economista se inspira y recoge frases de 'Sapiens', del israelí Harari, en su libro 'Economia en Colors', sin citar, en reflexiones sobre el origen del dinero

23.09.2018 00:00 h.
9 min

Consejos vendo, que para mí no tengo. Es la frase de moda. Todos los políticos ahora se arrojan el refrán, a raíz de las acusaciones mutuas sobre plagios y másteres dudosos. Uno de los más activos en las redes sociales ha sido el economista Xavier Sala i Martín, profesor de la Universidad de Columbia y con un prestigio acumulado por sus estudios sobre crecimiento económico, que no ha dejado de criticar a Pedro Sánchez, Pablo Casado y, especialmente, a Albert Rivera por su “currículum menguante”. Pero Sala i Martín no ha pensado en sus posibles errores a la hora de copiar o de inspirarse directamente de otros pensadores sin citarlos en el momento en que ha escrito algunas de sus obras, como ha hecho con el israelí Yuval Noah Harari, con frases --adaptadas al catalán-- de Sapiens, de animales a dioses, el éxito de ventas de Harari, editado por primer vez en hebreo en 2011, en inglés en 2014, y en castellano, en la editorial Debate, en septiembre de 2014.

El profesor Sala-Martí y el libro de Harari / FARRUQO

Es el caso del segundo volumen de Economia en Colors, de 2018, la adaptación de la serie de televisión para TV3 que realizó Sala i Martín junto al periodista Tian Riba, que prologa el libro. Los dos obras, con más información que los guiones televisivos, son una especie de curso sobre economía, de forma didáctica y amena. No son de investigación, se trata de libros de divulgación. 

El origen del dinero

Una de las características de Sapiens, de Yuval Noah Harari, profesor de Historia en la Universidad Hebrea de Jerusalén, especializado en historia medieval e historia militar, es la facilidad para explicar los grandes acontecimientos humanos. Con ejemplos, y claridad expositiva, ofrece su particular visión sobre la evolución humana. Y considera que el neolítico no fue nada positivo para el hombre, al provocar, con la vida sedentaria, las disputas sociales y las rivalidades a partir de la acumulación de riqueza por parte de una élite. Eso ha llevado a muchos historiadores, los marxistas principalmente, a guardar distancia con el libro.

Página del libro 'Economia en colors' de Xavier Sala i Martín

Página del libro 'Economia en colors' de Xavier Sala i Martín

Página del libro 'Sapiens' de Yuval Noah

Página del libro 'Sapiens' de Yuval Noah

Una de las partes más sugerentes es la narración sobre cómo se introdujo el dinero, para qué servía y qué elementos se utilizaron para poder intercambiar productos, en función de las necesidades de cada individuo o grupo social. Se trata del capítulo 10, titulado El olor del dinero.

Silas, cuencos y capataces

En esa parte se inspira directamente Sala i Martín para su libro Economia en Colors. Harari habla del “dinero de cebada”, que era, precisamente, únicamente cebada y que se comenzó a utilizar en Sumeria, hacia el año 3000 a. C., de forma paralela a la aparición de la escritura. Lo que aporta Harari son datos concretos, las medidas de cebada que servían como dinero: cuencos “cada uno de ellos con capacidad para una sila”, que era, aproximadamente, un litro. Los salarios se pagaban en silas. “Un obrero ganaba 60 silas al mes y una obrera, 30 silas. Un capataz podía ganar entre 1.200 y 5.000 silas. Ni el más hambriento de los capataces podía comer 5.000 litros de cebada en un mes, pero podía utilizar las silas que no comía para comprar todo tipo de artículos: aceite, cabras, esclavos y alguna cosa para comer que no fuera cebada”.

Sala i Martín reproduce prácticamente igual toda esas explicaciones, en su capítulo de Economia en Colors, titulado Història dels diners: el patró confiança, a partir de la página 168.

Portada del libro 'Economia en colors', de Xavier Sala i Martín

Portada del libro 'Economia en colors', de Xavier Sala i Martín

Una tesis doctoral inédita

Se podría suponer que es una información común, conocida por los historiadores. Pero Harari, al final de este texto, coloca una nota explicativa. Es la nota número 8 del capítulo 10. En el libro editado por Debate, en castellano, las notas se distribuyen por capítulos al final del volumen. El lector curioso puede ir directamente. Y lo que Harari explica es claro: “Para la información sobre el dinero de cebada me he basado en una tesis doctoral inédita: Refael Benvenisti, Economic Institutions of Ancient Assyrian Trade in the Twentieth to Eighteenth Centuries BC, Hebrew University of Jerusalem, tesis doctoral inédita, 2011. También cita toda una serie de libros y trabajos sobre esa cuestión.

Sala i Martín no ofrece ninguna explicación sobre el origen de esos cálculos que realizaban los sumerios. Únicamente dice en el texto: “Segons les escriptures trobades”, y aquí sí coloca una nota a pie de página que sólo reproduce los detalles de esas práticas con la cebada, y que, traducida al castellano, señala: “Curiosamente, el dinero aparece más o menos al mismo tiempo que la escritura y los primeros documentos escritos de la historia eran documentos de origen contable: ‘Manel me debe 500 cuencos de cebada’, o ‘un trabajador normal cobra 60 cuencos al mes’ y ‘un capataz cobra 1.200’”. Pero ni rastro de Harari ni de la tesis doctoral inédita. 

              Página del libro 'Sapiens' de Yuval Noah

Página del libro 'Sapiens' de Yuval Noah

El Gran Rey Fulano de Tal

Harari explica cómo el valor posterior de la moneda dependía de la rúbrica de alguna autoridad, de que se asegurara que aquel trozo de metal tenía el valor que se presumía. Aquí el comentario del pensador israelí se toma en casi su total literalidad en el libro de Sala i Martín

El escritor israelí señala que “la forma y el tamaño de la marca variaron enormemente a lo largo de la historia, pero el mensaje era siempre el mismo: ‘Yo, el Gran Rey Fulano de Tal, os doy mi palabra personal de que este disco de metal contiene exactamente cinco gramos de oro. Si alguien osa imitar esta moneda, eso significa que está falsificando mi propia firma, lo que sería una mancha en mi reputación. Castigaré este crimen con la mayor severidad”, se indica en la página 206 de Sapiens.

El gran emperador Pepet

En el texto de Sala i Martín es casi igual: “Todas las monedas de la historia han sido herederas de la primera monea lidia [en el libro de Harari se indica que las primeras monedas de la historia las hizo acuñar hacia el año 640 a.C. el rey Aliates de Lidia, en Anatolia occidental], y han funcionado de la misma manera: detrás de cada una había una autoridad que decía: ‘Yo, gran emperador Pepet, garantizo que en este pequeño disco de metal hay tantos gramos de plata. Si alguien tiene la osadía de falsificar esta moneda, es como si falsificara mi propia firma, y será castigado con tortura o con la pena de muerte”, página 170 de Economia en Colors.

Todo ese capítulo deja entrever que el economista de las americanas de colores se ha inspirado o copiado directamente de Harari, en relación a esa parte de Sapiens sobre la historia y el significado del dinero.

Sala i Martín, sin embargo, no alude a Harari, que lleva ya decenas de ediciones --traducción en castellano-- de su libro Sapiens. Economia en Colors también se ha reeditado, beneficiado por las audiencias del programa de TV3.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información