Menú Buscar
Dos copias en positivo de Agustí Centelles de Lluís Companys en el frente de Aragón y de un guardia de asalto en la plaza Sant Jaume son donadas al Museo Reina Sofía

Lluís Companys 'vuelve' a Madrid 81 años después

El Museo Reina Sofía recibe en donación dos copias en positivo de Agustí Centelles del expresidente de la Generalitat en el frente de Aragón y de un guardia de asalto en la plaza Sant Jaume

6 min

Madrid sigue ganando el pulso a Barcelona a la hora de atesorar obras de arte y patrimonio cultural. Dos fotoeditores han donado al Museo Reina Sofía un lote de dos copias de autor del célebre fotógrafo Agustí Centelles, con notas manuscritas y la firma del propio autor, tal y como ha podido saber Crónica Global antes de que la pinacoteca lo anuncie oficialmente.

Como se observa, la primera fotografía retrata a Lluís Companys, presidente de la Generalitat, en el frente de Aragón, mientras que la segunda refleja la acción de la Guardia de Asalto en la plaza de la República (hoy plaza Sant Jaume). A las dos copias de autor se han añadido dos reprints de 1986, producidos para la exposición organizada por la Caixa de Catalunya en el Palau Robert, en la que se muestra un niño refugiado en Barcelona y una instantánea del entierro del sindicalista Buenaventura Durruti.

Los dos reprints de 1986

Los dos reprints de 1986

El valor estimado de cada reproducción ronda los 1.200 euros. La obra de Centelles es un testimonio inigualable de la historia reciente de España, en concreto de la Guerra Civil. Personalidades como el rey Felipe VI o el expresidente de Estados Unidos Barack Obama cuentan con obras del autor valenciano en sus colecciones particulares.

Nueva exposición

La donación es pertinente porque la Secretaría de Estado de Cultura organiza para inicios de septiembre en Salamanca, en la sede del Centro Documental de la Memoria Histórica, una exposición temática de Agustí Centelles. Fuentes del sector aseguran que “hay mucho interés en esta nueva producción”, especialmente después de que saliera a la luz que el archivo Centelles --que el Ministerio de Cultura compró a los hijos del fotoperiodista-- contaba con fondos de los fotógrafos Josep Badosa y Joan Andreu Puig Farrán, y que fueron atribuidos erróneamente a Centelles.

La firma original de Centelles y su caligrafía en el reverso de la foto Guardia de Asalto

La firma original de Centelles y su caligrafía en el reverso de la foto Guardia de Asalto

La compra del llamado archivo Centelles por parte del ministerio --por 700.000 euros-- permitió poner en valor toda su obra. Asimismo, un importante lote de positivos fue adquirido por una fundación privada. Tiempo después, la Secretaría de Estado de Cultura adquirió un lote de material publicitario e industrial de Foto Industrial Centelles pagando otros 90.000 euros extras. La venta de todo el material generó una cifra millonaria para los propietarios.

Polémica

Los investigadores que han donado las cuatro obras llevaron a cabo el vaciado exhaustivo de archivo y publicaciones para determinar la autoría de toda la colección en un trabajo titulado [Todo] Centelles.

El proyecto ha suscitado las críticas de algunos sectores culturales afines al nacionalismo catalán, que han intentado sembrar la duda sobre la autenticidad de la colección e incluso han acusado de plagio el trabajo de los dos investigadores. Muestra de ello fue la exposición beta que se presentó en octubre de 2011 en Nueva York, que recibió críticas por parte de estos mismos sectores y aplausos en Estados Unidos. El hecho de que muchas de las obras de Centelles tenían a Barcelona como telón de fondo y que el autor hubiera trabajado para fotógrafos catalanes como Badosa, Sagarra y Torrents ha despertado siempre el interés de la Generalitat que, sin embargo, no ha conseguido ser receptor de la colección. 

Con el fin de silenciar de manera definitiva a sus críticos, los investigadores inscribieron todo su trabajo en el Registro de la Propiedad Intelectual en 2011. Asimismo, desde 2013 dicho proyecto expositivo está siendo gestionado por la Fundación Pablo Iglesias, que lo ha itinerado en Madrid (sede central de Instituto Cervantes), Sevilla, Bilbao y Lisboa. Actualmente, se exhibe en Valencia y tiene una amplia agenda europea.

La creación del proyecto [Todo] Centelles fue posible después de cuatro años de investigación en más de 50 hemerotecas de todo el mundo y la consulta de más de 75.000 páginas de prensa de la época.

Relevancia internacional

La prensa internacional se ha hecho eco de la obra de Centelles. La fotografía del Guardia de Asalto donada al Reina Sofía no sólo se publicó en Barcelona (La Publicitat), también en Míchigan (febrero de 1936), Carbondale, Indiana, Pennsylvania, California, Pulaski y Nueva York.

El fotoeditor Joaquín D. Gasca donó a Barack Obama a través de la embajada de Estados Unidos el retrato Cuba hermosa, de un brigadista afroamericano de la brigada Lincoln

El fotoeditor Joaquín D. Gasca donó a Barack Obama a través de la embajada de Estados Unidos el retrato Cuba hermosa, de un brigadista afroamericano de la brigada Lincoln

En 2016 el hijo del autor, Octavi Centelles, ya donó un pieza vintage al Museo Reina Sofía: el positivo del cabaret La Criolla. En este sentido, todas las donaciones que ha realizado el hijo del autor están registradas en la Secretaría de Estado de Cultura y en su libro inventario, para dar la máxima trazabilidad y garantía.