Coachella 2018: Curiosidades del famoso festival de música

A partir de este fin de semana, la ciudad de Coachella acoge el festival de música preferido de los jóvenes ricos y famosos

Festival de música Coachella / COACHELLA
16.04.2018 10:45 h.
3 min

El Festival de Música y Artes de Coachella Valley nació en 1999 como el evento melómano del año, punto de encuentro para los amantes del rock alternativo, el hip hop y la electrónica. Con apenas 40.000 habitantes, un pequeño pueblo del estado de California convirtió este mágico lugar en uno de los más importantes y representativos del género, que atrae en cada edición a miles de asistentes de todas las nacionalidades.

Sin embargo, con el paso de los años, la música se ha desplazado hacia un segundo plano, cediendo el relevo a la moda y el mundo de las celebrities, principales protagonistas del Coachella más actual. Este fin de semana volverán a encontrarse para celebrar la edición de 2018, donde artistas de la talla de Beyoncé, Eminem o The Weekend prometen romper todos los esquemas.

Un comienzo complicado

A pesar de la reputación que ahora le caracteriza, la primera edición del Coachella acogió únicamente a 25.000 personas. Nada en comparación con los 99.000 asistentes que acudieron a la cita de 2017. Por aquel entonces, las entradas costaban únicamente 50 dólares. En cambio, este año el precio alcanza los 429 dólares por abono. No es de extrañar pues, que la recaudación final supere los 47 millones de dólares.

Asistentes al festival Coachella / HANNAH VERBEUREN

A diferencia del resto de festivales, el Coachella se celebra dos fines de semana consecutivos. Normalmente el segundo y el tercero de abril. En ambas fechas se repite el mismo cartel, lo que multiplica las ganancias y el número de espectadores. Una medida que se mantiene vigente desde el año 2011.

El poder de la resurrección

Una de las ediciones más especiales fue la de 2012, ya que revivió a una de las grandes leyendas de la música: el rapero estadounidense Tupac Shakur, asesinado en 1996 en Las Vegas. Durante el concierto de su amigo y compañero Snoop Dogg, un holograma del artista emergió sobre el escenario, dejando atónitos a los asistentes. Juntos interpretaron dos de sus canciones más conocidas, para después volver desaparecer en completo silencio.

Otro gran acontecimiento de la historia del festival fue cuando Joe McMarcus, miembro de la banda country Rascal Flatts, anunció al público presente la muerte del terrorista y fundador de Al-Qaeda, Osama Bin Laden. La respuesta del público fue unánime: "USA! USA!".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información