Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotograma de la película 'Parásitos', uno de los éxitos del cine asiático / Barunson E&A

El cine asiático se abre camino en España

La plataforma Filmin y el organismo Casa Asia unen esfuerzos para traer películas inéditas a los cinéfilos de nuestro país

Esther Figueroa
9 min

El cine asiático está en auge y sus fanáticos en España no hacen más que crecer. Si el gran éxito internacional de la película coreana Parásitos de Bong Joon-ho o la llegada del gigante chino iQIYI a territorio español no fueran suficiente para confirmar esta tendencia, ahora la plataforma española de cine en línea Filmin se asocia con Casa Asia, un organismo de diplomacia pública con sede en Barcelona, para crear un canal dedicado exclusivamente al cine asiático. Por el momento, cuenta con más de 300 películas --que ya estaban en la plataforma-- y 26 nuevos títulos estrenados con la apertura del canal, la mayoría de ellos inéditos en nuestro país. Entre los destacados se encuentran Ayka, del cineasta Sergei Dvortsevoy (Kazajstán), Hamid de Aijaz Khan (Irán) y La ceniza es el blanco más puro, del director Jia Zhangke (China).

Con el objetivo principal de ampliar el catálogo de forma progresiva y poniendo especial atención a las cinematografías minoritarias, el Canal Casa Asia ya cuenta con películas de diversos países de Asia como de Corea del Sur, Camboya, China, India y Tailandia. Con éxitos consagrados de directores como el taiwanés Midi Z, el japonés Kyoshi Kurosawa o la tailandesa Anocha Suwichakornpong. “En el canal se abarca una geografía muy extensa, desde Asia Central hasta el Sudeste asiático y llegando al Asia del pacífico; son cinematografías que, normalmente, no vemos en cines españoles”, asegura Menene Gras, representante de la institución Casa Asia.

Un catálogo diverso

Después de cerca de un año y medio de trabajo por parte de Filmin y Casa Asia, el canal cobra vida, por el momento, con más de 300 títulos asiáticos. La idea es que sea un canal itinerante al que se vayan subiendo films cada mes y que, poco a poco, vaya aumentando de tamaño para convertirse en un referente del cine asiático en España. El nuevo canal cuenta con una cinematografía muy variada con películas de cines más reconocidos como el de China, Japón o Corea del Sur y de otros más desconocidos como Irán, Filipinas o Afganistán. “Irán tiene un gran cine, que está muy bien documentado y planteado y que, además, cuenta con una arquitectura de guion muy sólida”, expone Menene Gras.

El objetivo principal es el de “abrir ventanas” a un cine que en España no está enfocado a grandes audiencias y también el reforzar una cinematografía muy rica para que entre completamente en territorio español. “Hay que adentrar al usuario en nuevas formas de vida y hacerle experimentar choques culturales a través del cine, que no deja de ser una forma de viajar”, destaca Joan Sala, representante de Filmin. Respecto a esto, Gras explica: “Pese a vivir en un mundo global, muchas veces parece que vivimos en uno muy local; nuestra óptica queda un poco cerrada, hay que darse cuenta de que el mundo tiene 360 grados y no solo 90”.

Apuesta por las plataformas de 'streaming'

No es ningún secreto que las películas asiáticas que se estrenan en España son una pequeñísima parte de la producción de títulos que salen anualmente en los países de dicho continente. También hay que tener en cuenta la complicación que supone que estas producciones lleguen a nuestro país en formato físico; no solo por la mayor apuesta que se está haciendo por las plataformas de streaming como Netflix o Amazon Prime Video, sino también porque mucha población sigue accediendo a estos contenidos de forma ilegal. “En España siempre ha habido una cultura del pirateo y un mal hábito basado en que si no me llega por vías comerciales, pues me bajo el contenido por internet”, expone el representante de Filmin. Por esto, “es innegable que la apertura de un canal de cine asiático en la plataforma Filmin es una gran noticia porque abre una puerta legal enorme a títulos que, de otro modo, sería imposible que pudiésemos ver”, asegura Salva Navarro, fundador del medio de cultura asiática BlogVisual.

Entre los fanáticos del cine asiático, la noticia de la apertura del canal ha caído como agua de mayo, especialmente por el factor de que el canal promete dar prioridad a títulos minoritarios. La plataforma de streaming Filmin ya contaba con un amplio catálogo asiático con títulos de reciente actualidad y de bastante éxito. “Pero faltaban largometrajes más desconocidos y de corte independiente, y esto es precisamente lo que trae ahora junto a Casa Asia” expone Jonny Blanco, creador de la comunidad de cine asiático Cine Made in Asia. Y añade: “Al ofrecer películas para todos los gustos y colores, la plataforma se convierte en un referente del cine asiático, abierta tanto para los ya fanáticos como para gente a la que le pique la curiosidad”.

Un creciente interés

Según los expertos en el sector, el éxito de la surcoreana Parásitos ha ayudado mucho a que crezca “el interés por el cine asiático en esa gente que nunca le había dado mucha importancia y también a que los distribuidores, que antes no tenían títulos asiáticos, empiecen a ver las múltiples opciones que hay en Asia”, explica Menene Gras. Respecto a esto, Salva Navarro expone que “Parásitos era una apuesta arriesgada porque su distribuidora apostó por la película cuando aún estaba solo en guion --sin haberse filmado siquiera--, y al final la jugada les ha salido redonda”. El cine asiático, en este caso el coreano, ha ganado muchos puntos y la gente espera mucho de las producciones de Corea del Sur.

En los últimos años, España ha visto un creciente interés en el cine asiático. Desde hace años, Casa Asia lleva organizando el Asian Film Festival en Barcelona con un gran éxito de espectadores. “Llevamos muchos años organizando el festival con continuidad y eso ha hecho que distribuidores españoles se fijaran en que el cine asiático tiene mucha calidad”, apunta Menene Gras. Desde Filmin, Joan Sala asegura que este cine “lleva años funcionando de maravilla en el ámbito festivalero”. Uno de los problemas que Filmin encontró a la hora de abrir su Canal Casa Asia fue el escepticismo que el mercado asiático tenía hacia una plataforma de streaming europea, como lo es Filmin. “Dudaban en entrar a no ser que fuera para un soporte más grande internacionalmente como Netflix o Amazon, así que la relación con Casa Asia ha ayudado mucho en este tema”, comenta Sala.