Menú Buscar
Una mujer se baña en el spa de Cal Martí / UNSPLASH

Cal Martí: un 'spa' para relajarse antes de volver a la rutina

El establecimiento cuenta con varias zonas de aguas que ayuda a los visitantes a desconectar de la monotonía del día a día

Juan Antonio Marín
3 min

Muchas ciudades cuentan con empresas de spa y métodos de relajación a través del agua. Sin embargo, no en todos los rincones de la naturaleza se puede encontrar este tipo de servicio. Combinar el hidromasaje con un entorno único dentro del prepirineo catalán es algo que ya se puede lograr en Cal Martí, un lugar que va más allá de un simple alojamiento.

Cal Martí está ubicado en un antiguo corral que aún guarda un ambiente rústico y acogedor, un rasgo que lo convierte en un lugar diferente dentro del mundo wellness. Este complejo está formado por un jacuzzi, una sauna finlandesa y un sinfín de servicios como el baño turco o la ducha tibia.

Relajación en todos los sentidos

Busa-Bastets-Lord, lugar donde se emplaza el alojamiento, es un espacio natural situado en la comarca de Solsonès, limitando con Alt Urgel y el Berguedà. Apartado de todo núcleo urbano, se busca el mayor exponente de relajación. La masía de Cal Martí se divide en dos alojamientos completamente independientes. Estos están dotados de dos habitaciones, cocina, comedor con chimenea entre otro tipo de estancias.

La casa cuenta con una red WIFI para poder acceder a internet. Allí también se puede consultar todo tipo de información relacionado con las actividades turísticas de la zona, aunque el servicio más característico de este destino es su conocido recorrido de bienestar.

Una nueva forma de hidromasaje

El spa de este alojamiento no se trata solo de unas simples piscinas climatizadas o una sauna. Cal Martí propone una nueva atmósfera de relajación a través de un área lúdica que combina sensaciones a partir del agua, la música o la cromoterapia. La intención es que el visitante obtenga el mayor nivel de bienestar y relajación personal.

La duración de la sesión es de una hora y media y cada una de ellas admite un máximo de cinco personas.