Menú Buscar
Café / UNSPLASH

¿Dónde tomar el mejor café y té de Barcelona?

Una lista con algunos de los mejores establecimientos para probar estas bebidas calientes en la Ciudad Condal

10.04.2019 14:06 h.
7 min

Los amantes del café suelen de ser dos tipos: las personas que se toman una buena dosis para despertar por la mañana. Los que disfrutan tanto de esta bebida que prefieren degustarlo con toda la experiencia de aroma y sabor que esto conlleva.

Algo similar ocurre con el , que cuenta con numerosas variedades para experimentar matices exquisitos. Además, siempre es aconsejable acompañarlo con un buen maridaje, en este caso de tartas y dulces de elaboración artesanal. Por esta razón resulta útil tener una guía para saber dónde se puede encontrar el mejor café y té de Barcelona.

Interior de té

Para empezar este viaje, hay que desplazarse hasta el barrio de Gràcia, donde se ubica esta coqueta tienda en la que se pueden probar decenas de variedades de té del mercado. Interior de té está regentada por una pareja que profesa un gran amor por este producto y que tiene conexión directa con proveedores de Asia, de donde importan algunos de los mejores tés del mundo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Otro gran momento de aprendizaje en la ceremonia de té “Gong Fu, donde el protagonista fue el Té Oolong conocido como azul. Hoy hace 4 años de estas fotos y el Facebook me ha recordado 👏🏻parece que fue ayer, que recuerdos! 🍵😌 Mai y Armando apostando por el conocimiento para preparar y disfrutar el té en todas sus facetas. Otro gran compromiso para nosotros, compartir esta filosofía y descubrir juntos una cultura de tradiciones milenarias donde dicen: El té solo es una hierba 🌿el auténtico tesoro es el invitado” #i❤️tea #recuerdos #taikaitea #taikaiteashop #amigos #invitadosespeciales #ceremoniadete #teaceremony #gongfu #gongfucha #teaoolong #teasommelier #aprendisaje #compartirexperiencias #rituales #tradiciones #interiordeté #interiordete @taikaiteashop @interiordete

Una publicación compartida de 🅣🅐🅘 🅚🅐🅘 🅣🅔🅐 🅢🅗🅞🅟 (@taikaiteashop) el

El gran atractivo de este establecimientos son sus catas, en las que se enseña a degustar el té en todo su esplendor, como en la ceremonia de origen chino a la hora de servirlo y consumirlo. Además, ofrece acompañar esta bebida con varios postres y tartas de elaboración casera.

Hidden Café

En este lugar, probablemente si alguien pide torrefacto sea invitado educadamente a abandonar el establecimiento. En Hidden Café, situado en el distrito de Les Corts, se puede tomar uno de los mejores cafés de Barcelona. La razón es que sus baristas (es decir, los profesionales expertos en preparar café) realizan sus propias mezclas, por lo que los amantes de esta bebida podrán elegir la que más les guste o dejarse aconsejar por el equipo.

Como complemento, cada taza de café va acompañada de un ticket impreso donde se detalla la denominación de origen del grano, dónde y cómo ha sido cultivado y el proceso de obtención antes de servirlo. También se añade una hoja de cata para ayudar a los asistentes a sacar todo el partido a las sensaciones que produce ese producto en particular. Y, por si fuera poco, también ofrece postres de elaboración propia muy saludables, basados en frutas y cereales, que convierten esta experiencia en un desayuno o merienda muy equilibrado.

Dalston Coffee

Para terminar, qué mejor que destacar un lugar en el que se puede tomar té y café de la mejor calidad. Así es Dalston Coffee, una cafetería pequeña, donde el take away es la estrella, aunque también dispone de mesas. Su fundador es Borja Rosselló, un catalán cuyo amor por el café le llevó desde Londres (donde se sitúa el barrio de Dalston) hasta el Raval barcelonés para dignificar esta bebida.

Aquí el café es el gran protagonista, aunque también dispone de cookies, tartas y bizcochos de elaboración propia. En cuanto al té, el establecimiento se ha especializado en servir matcha, pero ofrece todas las tradicionales variedades como los clásicos rooibos, el británico té negro con leche. Además, se sirven bebidas calientes presentadas con el mejor gusto y latte art (dibujar en la espuma del café o té) que tanto gusta fotografiar.