Menú Buscar
Visita guiada a una bodega de vinos / DO EMPORDÀ

Las mejores bodegas para ir de vinos por Girona

La DO Empordà engloba los caldos producidos en la zona del Alto y del Bajo Empordà

Carlos Aguado
23.04.2019 15:58 h.
5 min

El vino ha dejado de ser una bebida más en la mesa para convertirse en la pasión de muchas personas que viajan y prueban botellas de todas partes del mundo. Aunque el alcance del vino es prácticamente internacional, pudiendo acceder a elaboraciones de cualquier lugar del planeta sin necesidad de moverse de la ciudad, el enoturismo cada vez tiene más adeptos. Poder visitar una bodega y conocer los procesos desde que se realiza la vendimia hasta su comercialización es algo que llama la atención de los visitantes, así como participar en catas especiales en las que conocer cuáles son los factores que hacen único a cada vino.

España es tierra de vinos y, pese a que la gran mayoría siempre suele pensar en La Rioja como el único lugar de elaboración de los mejores vinos, lo cierto es que la geografía del país está llena de tierras de cultivo y bodegas en las que se elaboran grandes variedades de vinos. En el caso de Cataluña, son doce las denominaciones de origen que atesora. La gran mayoría de los cultivos se encuentran en Tarragona, pero hay una que ha logrado hacerse un espacio con más de 1.800 hectáreas de cultivo: Empordàen Girona.

Empordà, la seña de identidad de Girona

El Empordà se encuentra en el extremo nororiental de Cataluña, en la zona de la Costa Brava. Con un paisaje natural que mezcla el mar y la montaña, las rutas por las bodegas de la región son una estupenda idea para realizar una pequeña escapada y disfrutar de la enología. La gama de vinos que se preparan en esta zona es muy variada, con blancos, tintos y rosados, además de variedades de crianza en barrica o incluso espumosos. Los tintos son de gran calidad, con un equilibrio en el cuerpo y toques de especias que no manchan el sabor y el olor de la uva.

Visita guiada a una bodega de vinos / DO EMPORDÀ

Visita guiada a una bodega de vinos / DO EMPORDÀ

Por otro lado, los blancos son más frescos y sabrosos, propios de la costa. Los rosados, sin embargo, se han ganado la diferenciación del resto por su notable color cereza, con un aroma característico. A pesar de ello, a la hora de hablar de un vino característico del Empordà se tiene que hacer referencia directa a la Garnatxa d l’Empordá, un vino dulce natural elaborado con la misma uva de la que recibe su nombre. Aunque no es el único vino dulce que nace aquí, ya que también es famoso el Moscatell de l’Empordá, creado a partir de este otro tipo de uva y que cierra la carta de los vinos que se puedan degustar en Girona.

Bodegas para visitar en Girona

Dentro de la ruta del vino DO Empordá hay 29 bodegas, siendo los municipios de Capmany, Calonge y Garriguella los que más tienen. El primero, con menos de 700 habitantes, cuenta con bodegas con una tradición familiar que abren sus puertas a los turistas para explicar los procesos de elaboración. Grup Oliveda, Celler Arché-Pagès, Gran Recosind y Pere Guardiola Celler son las bodegas con generaciones de vinicultores a sus espaldas, mientras que Vinyes d’Olivardots, fundada en 2006 por una madre y su hija, ofrece una bodega moderna para aquellos que quieran conocer este tipo de lugares.

Visita guiada a una bodega de vinos / DO EMPORDÀ

Visita guiada a una bodega de vinos / DO EMPORDÀ

En Calonge, Celler Mas Eugeni es una masía en la que no sólo se elaboran vinos dulces, rosados y tintos, sino que también hay una huerta de verano y animales, haciendo que la experiencia con niños sea más variada. En el mismo pueblo, la bodega Mas Gil - Clos d’Agon es una de las más grandes de la región, con una superficie vitivinícola de más de cuarenta hectáreas. Cadaqués, Rabós d’Empordá, Mollet de Peralada o Pals son otros de los pueblos de la zona que disponen de bodegas para visitar.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información