Menú Buscar

Las obras más desconocidas de Antoni Gaudí

El legado del arquitecto va más allá de la Sagrada Familia, la Casa Batlló o el Park Güell

Antoni Gaudí en una imagen de 1878 / PABLO AUDOUARD DEGLAIRE - WIKIMEDIA COMMONS
28.04.2018 11:38 h.
3 min

Cuando se habla de Antoni Gaudí normalmente se suele hacer referencia a sus grandes obras: la todavía inacabada Sagrada Familia, el Park Güell, la Casa Batlló Pero el legado de este arquitecto, uno de los máximos exponentes del modernismo catalán, va mucho más allá de ellas.

Los Jardins Artigas, el Palau Güell o la Fuente de Hércules son tres obras que también llevan el sello de Antoni Gaudí, pero que puede que no todo el mundo conozca. Hoy en Crónica Global las queremos descubrir.

Jardins Artigas

No sólo Barcelona cuenta con obras de Antoni Gaudí. En La Pobla de Lillet hay dos de las más desconocidas que llevan su firma: el Chalet de Catllaràs y los Jardins Artigas. Fue durante la construcción del primero cuando surgieron los segundos.

El arquitecto diseñó estos jardines a modo de agradecimiento al industrial textil Joan Artigas i Alart por alojarle en su domicilio. Esto sucedió en la época en la que Gaudí estaba trabajando en el Park Güell, hecho por el que los Jardins de Artigas tienen elementos comunes con él.

Palau Güell

Eusebi Güell fue uno de los principales mecenas de Antoni Gaudí. El primer gran encargo que le hizo fue el Palau Güell, situado en el barrio del Raval a escasos metros de La Rambla, y que sirvió de residencia del empresario.

Fachada del Palau Güell / SETH LEMMONS - WIKIMEDIA COMMONS

Fachada del Palau Güell / SETH LEMMONS - WIKIMEDIA COMMONS

El arquitecto puso mucho empeño en este edificio dada la importancia de la obra. De hecho llegó a presentar hasta veinticinco soluciones distintas para su fachada. Su inauguración tuvo lugar en 1888 coincidiendo con la Exposición Universal celebrada en el Parque de la Ciutadella de Barcelona.

Fuente de Hércules

Una de las obras de Antoni Gaudí que ha permanecido oculta durante muchos años es la Fuente de Hércules. Construida en 1884 en el Palau Reial de Pedralbes, permaneció oculta detrás de los espesos jardines que rodean al palacio durante gran parte del siglo XX.

No fue hasta 1984 cuando se encontró casi por casualidad. Una vez descubierta fue restaurada, puesta en funcionamiento y actualmente está abierta al público que quiera visitarla.

¿Quiere hacer un comentario?