Menú Buscar
Un hombre sujeta una bombilla que da luz / UNSPLASH

¿Cómo ahorrar energía y reducir la factura de la luz?

Optimizar la potencia contratada o pedir los descuentos disponibles son algunos de los pasos a seguir para no malgastar el dinero

Juan Antonio Marín
08.09.2019 17:17 h.
3 min

La subida de la luz es uno de los motivos de queja más comunes por parte del ciudadano medio. Y es que el aumento de la factura es algo que se va notando cada vez más en el bolsillo de las personas, las mismas que en diversas ocasiones buscan cualquier forma desesperada de ahorrarse un dinero ante el crecimiento desmesurado del nivel de vida.

La Generalitat de Cataluña ha facilitado un apartado dentro de su página web, donde se pueden encontrar algunos trucos y prácticas para consumir la energía de una forma más responsable y eficiente. El consumo responsable se basa precisamente en generar el máximo beneficio social posible, con el mínimo impacto ambiental, algo que es concurrente a diversos factores como la producción, distribución y uso de la energía.

Optimizar y moderar, tanto la potencia como el consumo

Una de las razones por las que el gasto de la luz puede crecer de una manera considerable es la contratación de KW de más. Adecuar la potencia eléctrica a las necesidades es uno de los factores claves en el ahorro de la factura. Si se sabe la potencia exacta que consumen los distintos aparatos eléctricos del hogar, se podrá contratar un número de kilovatios ajustado a la demanda de esos productos.

Aunque hay que tener cuidado con la máxima potencia. En los pequeños detalles es donde se encuentran las mayores muestras en el ahorro de la energía. Desconectar los aparatos, en lugar de dejarlos en standby, o lavar en frío con la lavadora son algunos de los más sencillos a tener en cuenta.

Modalidad de contratación más conveniente

Los contratos pueden estar suscritos a dos tipos de comercializadoras: las de referencia y las de libre mercado. Las primeras cumplen los requisitos para marcar los precios regulados por el Gobierno central, mientras que las segundas tienen un sistema de contratación bilateral.

Seleccionar la comercializadora adecuada puede ser decisivo a la hora de establecer la línea del ahorro y el gasto. El consumidor tiene total libertad a la hora de escoger la comercializadora que cree que se ajusta mejor a sus necesidades. La localidad donde se encuentra la vivienda, el consumo aproximado y los servicios adicionales son otros de los detalles a considerar para reducir la factura final.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información