Menú Buscar
Imagen de varios de los productos de limpieza para el hogar de Stanhome, una compañía abonada a los números rojos en España / CG

Yves Rocher reconoce un agujero de 2,1 millones en los fondos de Stanhome

La empresa dedicada a la venta a particulares de productos de limpieza para el hogar arrastra pérdidas desde 2013

4 min

Yves Rocher ha anunciado una operación económica para equilibrar los fondos de su marca de productos para la limpieza del hogar, Stanhome. La multinacional francesa necesita apuntarse unas pérdidas de 2,12 millones de euros en la contabilidad de su filial, hecho que situarían los fondos propios de la compañía en la insolvencia.

Para evitar el concurso de acreedores, la empresa capitaneada por Juan Franco Lobo ha planteado una operación mercantil. Se rebajará el capital social del grupo de los 3,43 millones actuales a un total de 1,31 millones. Este ajuste se realizará mediante la “disminución del valor nominal de las 400.000 acciones que integran el capital social de la compañía”, tal y como indican en la información remitida al Registro de lo Mercantil. Se amortizarán 5,3 euros por cada título, hecho que rebajará de los 8,58 euros a tan sólo 3,28 euros el coste del papel. La dilución del capital social ya ha entrado en vigor.

Ampliación de capital en 2018

Por ahora, la ordenación societaria de Stanhome no incluye una nueva inyección de fondos propios. Si llegara a suceder, sería la segunda que el grupo Yves Rocher ejecuta en su marca de limpieza para el hogar en España en menos de un año. En agosto de 2018 ya inyectó más de 4,6 millones de euros en los fondos propios con el mismo objetivo, sortear la situación de quiebra técnica.

En ese momento también aplicó una reducción de capital, en este caso algo superior a los 1,47 millones, para apuntarse en la contabilidad las pérdidas de ese año de la firma.

Pérdidas desde 2013

Stanhome está en números rojos desde 2013. La empresa con sede en la calle Balmes de Barcelona perdió en ese año 1,71 millones de euros, cifra que se rebajó hasta los 1,22 millones el ejercicio siguiente. La cúpula de la empresa no supo mantener la buena racha en 2015, cuando la minusvalía volvió a subir hasta los 1,34 millones.

En 2016 se apuntó las pérdidas más bajas de toda esta serie histórica, con una agujero de tan sólo 898.600 euros. Pero en 2017 se volvió a superar la barrera del millón de euros (1,47 millones) que también se mantuvo en el año anterior.

Venta a particulares

A pesar de sus cifras negativas, la multinacional francesa nunca ha dejado caer la filial española de Stanhome. Sus productos siguen presentes en el mercado a través de su canal de venta directa a particulares con los llamados “embajadores”, una red que llega a las 205.000 personas en todos los mercados donde está presente a los que se deben sumar otros 1.500 colaboradores más.

Aunque la marca es desconocida en España, sí que tiene una presencia destacada en Francia. El reto de la cúpula de la compañía es intentar incrementar la facturación a través del e-commerce. Pretenden minorar sus números rojos con más ventas por internet.