Menú Buscar
Rui Marques, director general-'Supply Chain' del XPO Logístics en España y Portugal en el SIL de Barcelona / CG

XPO Logístic aplica el ‘big data’ para evitar los atascos

El operador, que factura 716 millones en la Península, rechaza que exista un problema de falta de suelo en Cataluña

30.06.2019 00:00 h.
4 min

La innovación entre los grandes operadores logísticos pasa por usar el big data para mejorar todos los procesos que se gestionan desde los centros. XPO Logístics, el gigante estadounidense que cuenta con 80 centros en España, es una de las firmas que ha empezado a testar este tipo de soluciones.

“Lo que más demandan los clientes es la gestión end-to-end”, explica el director general-Supply Chain del grupo en España y Portugal, Rui Marques, desde el Salón Internacional de la Logística (SIL) de Barcelona. Este es el reto que marca la competencia del sector y lo que obliga a avanzar desde el punto de vista tecnológico. Para XPO, el gran hito al que pueden sacar ventaja es su músculo internacional, que les ha permitido usar una red de 1.700 ingenieros para avanzar hacia los nuevos desarrollos.

Buscar las rutas más rápidas

¿Qué intentan resolver? “Buscar la mejor ruta en tiempo real” para los distribuidores, señala Marques. Intentan conseguir una “agilidad superior” en la salida de los almacenes y la distribución capilar entre municipios, algo que por ahora solucionan con el “trabajo de noche y los cambios de horarios” para evitar los atascos de los centros de municipios y las principales carretera del país.

XPO cuenta en Cataluña con tan sólo con un centro, situado en Castellbisbal y que está en pleno proceso de actualización. Igual que el resto de grandes plataformas, colgó hace tiempo el cartel de completo. El ejecutivo señala que por ahora no tienen en cartera ningún otro proyecto en el territorio y niega una de las quejas más habituales de sus competidores directos, la falta de suelo para iniciar nuevas promociones. “No vemos ninguna barrera en este sentido”, sentencia.

Más penetración de última milla

Sí que tienen planificada su expansión en España, país que reporta 716 millones de ingresos anuales a la facturación agregada de la multinacional. En los últimos años ha inaugurado un centro en Sevilla y otro en Málaga y acaban de “recibir una obra desarrollada en Illescas (Toledo), que pondremos en marcha de forma ordenada en los próximos meses”, indica Marques.

Asegura que la filial “evoluciona a un ritmo razonable”, aunque no da más detalles de cuál será su próximo paso. Sólo apunta a que se debe “impulsar la penetración” geográfica de los servicios de última milla, que saldrán desde las 80 delegaciones del territorio. Marques explica que esta es la demanda que más repiten los clientes de la multinacional. Perfeccionar la red de distribución para dar respuesta a las exigencias de un e-commerce que cada vez está más popular entre la sociedad.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información